lunes, 12 de agosto de 2013

16:58:00
MÉRIDA, Yucatán, 12 de agosto.- Un usuario de Twitter –escudado en el anonimato- renombró su cuenta como @meridamereceluz, mismo nombre del portal www.meridamereluz.com que AB&C Leasing creó con el objetivo de ofrecer información sobre las luminarias de Mérida.


La maniobra de suplantación de identidad busca redirigir a los interesados en la información de AB&C Leasing hacia la campaña propagandística “Iluminemos Mérida”, a la cual la actual administración del alcalde Renán Barrera le ha destinado millones de pesos del erario, con el fin de evitar explicarle a los meridanos por qué evadió y sigue evadiendo diversas responsabilidades derivadas de la operación y mantenimiento del alumbrado público.

El primer tuit de la cuenta de Twitter aludida data del 16 de junio de 2012, razón por la cual se concluye que fue renombrada, en una maniobra poco ética, tanto en términos de redes sociales como de comunicación social. Al último día de julio contaba con más de 680 tuits, sigue a 903 tuiteros y tiene a su vez 357 seguidores. En el historial se pueden leer mensajes de apoyo que datan desde la época en que Renán Barrera se disponía a emprender su campaña por la Presidencia Municipal de Mérida, felicitaciones posteriores con motivo de su triunfo electoral y otros mensajes de innegable corte partidista a lo largo de todo este periodo y hasta la fecha.

Asimismo, hay retuits de la cuenta del Ayuntamiento de Mérida, de la cuenta del propio Renán Barrera, de @PANMerida, @EquipoPan y otras cuentas que comparten similar filiación política. Desde luego, se pueden leer las racistas críticas hacia las “lámparas chinas”, como también los desmedidos elogios hacia el actual proceso de cambio de luminarias adquiridas sin mediar licitación alguna que han caracterizado el discurso propagandístico que difunde el Ayuntamiento a través de su Dirección de Comunicación Social en la campaña “Iluminemos Mérida”. (Al final de este comunicado se adjuntan algunos ejemplos de tuits, así como un análisis encomendado por AB&C Leasing a expertos en redes sociales, en donde queda demostrada la estrecha correlación entre esta cuenta y las de Renán Barrera y el Ayuntamiento de Mérida, así como el muy probable nombre original de la cuenta: @votamosporrenan).

Lo aquí expuesto es reflejo de una estrategia de comunicación que ha respondido en todo momento a fines eminentemente propagandísticos, basada exclusivamente en la reiteración de dichos y en respaldos de actores interesados, amplificada a partir de la utilización de recursos de la sociedad, que sin embargo es incapaz de brindar a la opinión pública explicaciones claras y convincentes sobre hechos incontrovertibles de los que ha AB&C Leasing ha venido informando de manera responsable, como los siguientes:

* Que las fallas en las luminarias de inducción magnética arrendadas por la empresa AB&C Leasing a la ciudad de Mérida, se debían a la falta de mantenimiento al alumbrado público, cuya responsabilidad era y es exclusiva del Ayuntamiento. Lo anterior quedó demostrado de dos formas (cuyos testimonios en video pueden ser consultados en www.meridamereceluz.com ):

Un reportaje periodístico, transmitido el 5 de junio de 2013, mostró que las luminarias de inducción encendían con sólo “puentear” con un simple desarmador una pieza descompuesta del alumbrado, cuyo mantenimiento corresponde al Ayuntamiento.

Un video, grabado por encargo de AB&C Leasing, demostró que el Ayuntamiento de Mérida comenzó a darle mantenimiento al alumbrado público de la capital del estado de Yucatán hasta que empezó a reemplazar las luminarias de inducción magnética en arrendamiento por las de tecnología de vapor de sodio que decidió comprar sin licitación pública.

*  Que aún y cuando AB&C Leasing expuso a la administración de Renán Barrera en innumerables ocasiones que el sistema de alumbrado público de Mérida sufría actos de vandalismo, no fue sino hasta que el Ayuntamiento comenzó a reemplazar las luminarias –casi un año después de asumir el gobierno- cuando hizo públicas denuncias formales con respecto a actos vandálicos en contra del alumbrado público.

* Que el actual Ayuntamiento de Mérida no le ha explicado a los ciudadanos que las acciones de suspensión anticipada del contrato de arrendamiento y de reemplazo de luminarias, tomadas de manera unilateral y habiendo un juicio de por medio, ya le han causado un perjuicio al municipio en términos de calificación crediticia, desconfianza en los procesos de compras gubernamentales, mayores costos por consumo de energía para el alumbrado público, despilfarro de recursos en Comunicación Social y que todavía, al término del juicio en curso, muy probablemente la comuna deberá de pagar las luminarias dos veces, entre otros costos.

AB&C Leasing considera que este entorno de reiterada negación de hechos, propiciada por la propaganda de la actual administración municipal de Mérida, es la que incentivó al tuitero -que se escuda en “Mi nombre es Claudia…”- a acudir a una suplantación de identidad para respaldar la campaña “Iluminemos Mérida”, la cual han venido costeando con sus impuestos los habitantes de la capital del estado de Yucatán.

AB&C Leasing espera que el Tribunal que estudia este caso se ciña a los hechos y ratifique que el contrato de arrendamiento de luminarias es legítimo, vigente y ha sido cumplido a cabalidad, y por tanto obligue al Ayuntamiento de Mérida a cumplir sus obligaciones y a pagar la deuda que contrajo.

AB&C Leasing cuenta vías limitadas para poder hacer escuchar su voz, por lo que entablar las acciones pertinentes para denunciar la suplantación de identidad antes referida. Entretanto, confía en que los habitantes de Mérida no se dejarán engañar fácilmente por campañas propagandísticas sustentadas en el despilfarro como, es el caso de “Iluminemos Mérida”.

0 comentarios:

Publicar un comentario