martes, 26 de noviembre de 2013

19:21:00
ESTADO DE MÉXICO, 26 de noviembre.- El alcalde de Ecatepec, Pablo Bedolla López, anunció que serán desalojadas cerca de 400 viviendas, la mayoría de ellas deshabitadas, que se encuentran establecidas de manera ilegal en la Sierra de Guadalupe, considerada zona de reserva ecológica.

Foto: Archivo

La semana pasada más de 30 casas precarias fueron derribadas por autoridades locales en la colonia Tierra Blanca, en la parte alta de la Sierra de Guadalupe.

Los inmuebles se encuentran en nueve zonas de la Sierra: La Joya, El Óstor, Almácigo y La Palma, precisó el edil.

"La mayoría son asentamientos que se dan de la noche a la mañana y la gente los hace para ver si no surge algún problema o las autoridades no responden. Queremos decirles a la gente no compre problemas porque es una área restringida y protegida por lo que seguirán los desalojos", explicó.

La Sierra de Guadalupe fue decreta en 1976 como parque estatal, cuenta con 6 mil 500 hectáreas y abarca los municipios de Ecatepec, Coacalco, Tultitlán y Tlalnepantla.

El presidente municipal de Ecatepec indicó que para proteger la zona de reserva ecológica se construye una barda perimetral de 18 kilómetros, obra a la que se destinan más de 56 millones de pesos.

"Actualmente se trabaja ya en cuatro frentes de los 14 que hay que abarcar, esperamos avanzar rápido para terminar la barda", señaló.

Este martes, autoridades federales, estatales y municipales entregaron 4 mil escrituras a propietarios de viviendas de varias localidades del Estado de México.

En Ecatepec, expuso Bedolla López, existen 500 mil predios en todo su territorio, de los cuales al menos 100 mil son irregulares, por lo que se lleva a cabo un programa de regularización que se prevé culmine en cuatro años.

Por su parte, Alfredo Torres Martínez, secretario de Desarrollo Urbano del gobierno del Estado de México, aseguró urbano que otras 238 familias que se ubican en zona de reserva ecológica de la Sierra de Guadalupe serán reubicadas.

Los incendios destruyen 100 hectáreas al año de la Sierra de Guadalupe, mientras que en 30 hectáreas se registran problemas por invasión, pues en los últimos años se han asentado viviendas en espacios irregulares.

Aun cuando miles de familias viven sin servicios básicos en la Sierra de Guadalupe, esta área sigue siendo la más susceptible de invasiones ilegales de parte de lotificadores clandestinos que engañan a quienes buscan un espacio para construir su casa.

Los polígonos de la Sierra de Guadalupe más propicios para la invasión clandestina, se ubican en las inmediaciones de colonias como El Tejocote, La Joya, Vista Hermosa, Tierra Blanca, La Agüita y Tablas del pozo en sus lados norte y sur, informó el ayuntamiento. (Emilio Fernández para El Universal)

0 comentarios:

Publicar un comentario