lunes, 26 de noviembre de 2018

15:42:00
Pedro Echeverría V.

1. Con toda esa enorme capacidad de negociación y esa habilidad que posee López Obrador para estar en permanente contacto con la población y los electores, se asegura que estará en el gobierno hasta los 83 años de edad para compensar las tres veces que fue candidato, dos veces defraudado. Desde ahora los empresarios, la derecha electoral del PAN y PRI y en los medios de información no han dejado de calificarlo de “dictador” e igualarlo con Fidel Castro, Hugo Chávez o Evo Morales. López Obrador ha dicho y repetido cien veces que no aceptará una reelección; pero si cumple su palabra prometida en campaña, en primer lugar si elimina la extremada corrupción y la miseria del pueblo, aunque diga que no, se asegura que lo re elegirán.

2. De quien más debe cuidarse AMLO por la posibilidad de un “golpe de Estado”, es del gobierno de los EEUU y de los más poderosos empresarios de México que están a su servicio permanente. El PANRI o PRIAN pueden desaparecer si dejan de recibir los miles de millones de pesos del presupuesto público a los que están acostumbrados; aunque sus dirigentes tengan mucho dinero en los bancos y en sus negocios, están acostumbrados a hacer política con el presupuesto público  o con el de los grandes empresarios privados. ¿Con esa gigantesca derrota electoral que sufrieron el pasado julio, aún habrían millonarios que les dieran dinero si no hay ninguna garantía para devolverlo? Pienso que PAN/PRI viven sus últimos meses porque no tienen nada que ofrecer.

3. Si no sucede nada extraordinario, todo va a depender de la inteligencia y las negociaciones de López Obrador y de sus más distinguidos asesores. El PRI pudo gobernar 70 años y el PAN 12 años con mucha facilidad porque los dos partidos fueron de derecha empresarial y subordinados fielmente a los gobiernos de los EEUU. Aquellos gobiernos no necesitaban más que arrastrase a los poderosos haciendo lo que les ordenaban, sin embargo el gobierno de López Obrador –para sobrevivir- debe hacer lo contrario: servir al pueblo, movilizarlo de manera permanente, consultarlo e informarlo. Sólo en la medida que el apoyo del pueblo sea indiscutible, evidente, el respeto al lópezobradorismo será hasta entre sus enemigos.

4. Se han registrado varios indicadores que demuestran el rápido debilitamiento de la economía imperialista yanqui frente al crecimiento de una distinta forma del capitalismo chino, ruso e indio, países que junto a Brasil y África del Sur han conformado el llamado BRICS; aunque en Brasil ha llegado y amenaza por consolidarse un gobierno de derecha (Bolsonaro), el BRICS puede seguir funcionando como una organización en competencia seria frente a los EEUU. López Obrador tiene que mirar por ese rumbo que parece penetrar con fuerza en América Latina. Pienso que las cámaras de diputados y senadores pueden empujar hacia una política diversificada para comenzar a romper con la dependencia muy exagerada hacia el dominio yanqui.

5. Por ello López Obrador, si realmente sólo está al servicio de México, tiene que poseer una mirada panorámica para ver hacia dónde camina el mundo que durante 800 años ha sufrido el capitalismo. Nunca ha servido el PRI y el PAN a México porque sólo han tenido ojos para mirar hacia el Norte violento y brutal que durante un siglo ha controlado todo. Si López Obrador –como dice y reitera- sólo vivirá para servir a México, tiene que abrir sus mercados para ver por donde se abren buenas perspectivas. Una buena política interior y exterior será suficiente para que el PRI y el PAN sigan llorando los desprecios del pueblo por haber gobernado en beneficio de los hombres más ricos y poderosos del país. Así que 18 años, ¿son muchos o pocos años? (26/XI/18)

0 comentarios: