lunes, 30 de abril de 2018

18:04:00
BERNA, Suiza, 30 de abril de 2018.- Una inesperada tormenta de nieve acompañada por fuertes vientos provocó la muerte de cuatro montañistas en los Alpes suizos y dejó a otras cinco personas en condición crítica el lunes, luego de que quedaron atrapados en una montaña durante la noche y no pudieron encontrar refugio, informaron las autoridades.

Un total de 14 senderistas de Francia, Alemania e Italia se quedaron varados en la región de la montaña de Pigne d'Arolla, de acuerdo con la policía del cantón suizo de Valais, ubicado en el suroeste del país. Las autoridades enviaron siete helicópteros como parte de las labores de rescate.

Los montañistas fueron tomados por sorpresa por los fuertes vientos, la nieve y un frío extremo, y se vieron obligados a pasar la noche a la intemperie, dijo Markus Rieder, portavoz de la policía de Valais.
Alpes suizos. (EFE)

Varias de las personas rescatadas sufrían de hipotermia y fueron trasladadas a hospitales de la zona. La policía indicó que tres fallecieron en el hospital y que otra aparentemente murió por una caída. Otras cinco personas hospitalizadas se encontraban en condición crítica.

Aún no se proporcionó más información sobre los otros cinco senderistas que estaban con el grupo.

Las víctimas no han sido identificados aún, pero el Ministerio Público ha abierto una investigación.

De acuerdo con los primeros elementos de la investigación, un primer grupo de diez excursionistas con un guía y otro segundo grupo de cuatro personas que habían efectuado la ruta Haute Route Chamonix-Zermatt, abandonaron una cabaña con la intención de caminar por la ruta conocida como la Serpentine.

Durante el recorrido fueron sorprendidos por una tormenta en Pigne d'Arolla, por lo que se vieron obligados a detenerse y a pasar la noche en el exterior a una altitud de 3.270 metros.

La policía señaló que los montañistas trataban de llegar al refugio de las Vignettes, que se ubica a 3.157 metros (10.357 pies) de altura en los Alpes.

Europa ha experimentado un turbulento clima durante las últimas semanas, con inusuales oleadas de calor y frío.

En Alemania, los bomberos tuvieron que sacar agua de los sótanos y limpiar túneles que se habían inundado por una tormenta que azotó varias regiones del oeste del país durante la noche.

La región de Aquisgrán, en el extremo oeste del país, fue la más golpeada por la tormenta y los equipos de rescate recibieron cientos de llamadas. La policía de la ciudad indicó que nadie había resultado herido por la tormenta.

Tanto Francia, como Bélgica y Luxemburgo tenían afectaciones provocadas por las fuertes lluvias y el granizo, un clima que se ve más a menudo durante el verano que en la primavera.

El sistema de tormentas se movía el lunes hacia el norte, rumbo a Dinamarca.(Clarín)

0 comentarios: