domingo, 31 de julio de 2016

15:56:00
Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad aborda la actual desintegración de los países musulmanes

Su Santidad elogia al Papa Francisco por decir que las atrocidades de hoy día no son equiparables a las guerras religiosas

EUROPA, 31 de julio.- El líder mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el Quinto Jalifa, Su Santidad, Hazrat Mirza Ahmad Masrur, ha pedido a las naciones musulmanas de todo el mundo que retornen a las verdaderas enseñanzas pacíficas del Islam.


Durante el sermón del viernes, dirigido desde la mezquita Baitul Futuh de Londres, Su Santidad dijo que el mundo se enfrenta a tiempos muy difíciles a la luz de los recientes ataques terroristas perpetrados en Europa, los cuales considera completamente contrarios a las enseñanzas del Islam. Su Santidad también se dirigió a la situación cada vez más volátil en Turquía y otros países musulmanes.

En relación al aumento de la inestabilidad en el mundo musulmán, Su Santidad, Hazrat Mirza

Masrur Ahmad dijo:

"Con cada día que pasa, el poder y la fuerza de las naciones musulmanas disminuye constantemente. La causa fundamental es que los líderes musulmanes y sus supuestos eruditos religiosos están cegados ante las verdaderas enseñanzas del Islam y dirigen a sus naciones por un camino destructivo y ruinoso."

Su Santidad continuó diciendo:

"Vemos que todos los países musulmanes están sumidos en el caos y en el desorden, porque sus líderes están dando prioridad a sus propios intereses por encima del interés general, los derechos de las personas y del progreso de sus naciones."

Su Santidad también agregó que la desintegración de los países musulmanes sólo ha beneficiado a los que se oponen al Islam. En lugar de destruirse, los musulmanes deben unirse entre ellos.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“El mundo musulmán y sus gobiernos no han aprendido de las lecciones del pasado reciente. Han visto lo que ha sucedido en Irak, Siria y Libia, la forma en que esos países han quedado divididos y cómo ha sido destruido el futuro de esas naciones. Los líderes musulmanes deben reflexionar sobre estos ejemplos y preguntarse ¿a quién le beneficia la confusión y el desorden en el mundo musulmán?”

Su Santidad también respondió a la serie de ataques terroristas perpetrados recientemente en Europa. Dijo que estos ataques no guardan ninguna relación con las enseñanzas del Islam. Por ejemplo, dijo que el reciente asesinato del padre Jacques Hamel en Francia es "repugnante y totalmente opuesto a las enseñanzas del Islam".

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

"Recientemente, las organizaciones terroristas han comenzado realizar con regularidad atrocidades brutales en los países occidentales, tomando la vida de personas inocentes. Los terroristas muestran un desconocimiento del Islam, porque de lo contrario se darían cuenta de que el Santo Profeta del Islam (la paz sea con él) prohibió el asesinato de personas inocentes en cualquier circunstancia. El Santo Profeta (la paz sea con él) prohibió dirigir los ataques a niños, mujeres y ancianos inocentes y prohibió dirigir los ataques a los líderes religiosos y lugares de culto, como sacerdotes e iglesias."

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo:

"Lo único que están logrando los terroristas es violar por completo las enseñanzas del Sagrado Corán y del Santo Profeta Muhammad (la paz sea con él). Que quede claro que no están practicando el Islam, sino que más bien parece como si hubieran inventado su propia religión venenosa llena de odio."

Sobre el significado de la palabra "Islam", Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

"Al-lah el Todopoderoso ha puesto el nombre "Islam" a nuestra religión, que literalmente significa la paz. Incluso el propio nombre rechaza todas las formas de terrorismo, extremismo y compulsión. Al contrario, el Islam es una religión que aboga por la paz, la libertad, el amor y la seguridad para toda la humanidad."

Su Santidad también elogió los recientes comentarios realizados por el Papa Francisco en el que dijo: "el mundo está en guerra pero no es una guerra religiosa". Su Santidad dijo que el Papa había aclarado, acertadamente, que los conflictos bélicos de hoy no están motivados por la religión, sino por la codicia y el deseo de poder y riqueza.

Concluyendo, Su Santidad dijo que en tiempos turbulentos como los que vivimos hoy, la responsabilidad que yace sobre los musulmanes áhmadis para contrarrestar la narrativa extremista es mediante la difusión de las enseñanzas verdaderas y pacíficas del Islam, tanto a través de su conducta personal como a través de los medios de comunicación y otras plataformas pertinentes.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

"Debéis extender la paz a todos los sectores de la sociedad. Difundir el amor entre todas las personas. Atraed a la gente hacia Dios Todopoderoso y hacia el Profeta del Islam (la paz sea con él) al ganar sus corazones a través de la fuerza del amor, la gracia y la compasión.”

Su Santidad pidió a los miembros de la Comunidad que realizaran oraciones especiales por la paz en el mundo. (Boletín)