jueves, 9 de mayo de 2019

09:16:00
CUERNAVACA, Morelos, 9 de mayo de 2019.- El empresario Jesús García, quien según las primeras versiones es señalado como líder de la CTM en Morelos, y Roberto Castrejón, hijo de otro dirigente del ambulantaje en el centro de esta ciudad, fueron atacados a un costado del Palacio de Gobierno.

Francisco Reyes Olvera, vocero de la gubernatura, expresó que “se produjo la agresión con arma de fuego, dejando como saldo tres personas heridas y un muerto; luego de la agresión se detuvo en las inmediaciones de la plaza a la persona que realizó los disparos, la cual fue trasladada a Torre Morelos para ser puesta a disposición de las autoridades correspondientes”.

Minutos después de la rueda de prensa se confirmó el deceso de uno de los heridos y también que había otros dos heridos: un hermano de Roberto Castrejón y el camarógrafo René Pérez, quien cubría la protesta. Al cierre de esta edición, de acuerdo con la parte médica, ambos fueron reportados como estables de salud.

Dos muertos y dos heridos fue el saldo del ataque afuera del Palacio de Gobierno.

Tras el ataque, la policía estatal logró la detención de quien accionó su arma contra el también empresario Jesús García, y que fue identificado como Maximiliano “N”, de 22 años, vecino de la colonia Carolina.

Sin embargo, el vicealmirante José Antonio Ortiz Guarneros, comisionado estatal de Seguridad, dijo que “tenemos un detenido, a quien se le aseguró junto con el arma homicida”.

Jesús García, mejor conocido como Don Chuy, es el padre del empresario Juan Manuel García Bejarano, asesinado el 6 de abril de 2017.

La intermediación del gobierno del estado en las pláticas se debe a que la plancha de la Plaza de Armas está al cuidado del gobierno estatal.

Por la tarde, Roberto Castrejón, dirigente de los ambulantes afiliados a la CTM en Cuernavaca, culpó directamente a Bulmaro Hernández Juárez y a su hijo Ben Hur, de haber utilizado pistoleros para dirimir este conflicto por el control del comercio informal.

“Ellos recurrieron al crimen organizado para hacer esto... ellos quisieron buscar un acercamiento y que no hubiese problemas, es culpa directa de Bulmaro Hernández y de Ben Hur Hernández”.

Mientras tanto, en conferencia de prensa, el fiscal de Morelos, Uriel Carmona, confirmó que el arma utilizada para asesinar a García y a uno de sus acompañantes estaba en el cuarto de evidencias de la Fiscalía, ya que fue decomisada en 2017 en un hecho delictivo.

“Es un arma calibre 9 milímetros, marca Glock, tenemos información que pudo haber pertenecido a una corporación policiaca y pudo haber sido puesta a disposición de la Fiscalía en noviembre de 2017”.

CTM reconoce sólo a 2

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) reconoció como cetemistas activos a dos comerciantes que resultaron heridos durante el ataque a balazos en Cuernavaca, Morelos, donde también murió el empresario Jesús García.

La información de la CTM señala que los hermanos Jaciel y Roberto Castrejón, quienes resultaron heridos de bala, son hijos del secretario general sustituto de la Federación de Trabajadores de Morelos, afiliada a la CTM, también llamado Roberto Castrejón, y quienes, al igual que su padre, pertenecen a la misma organización.

Respecto de Jesús García, quien en primera instancia se dijo que era el dirigente cetemista, la CTM aclaró que no es así. Luego de lamentar los hechos, en especial por el asesinato de esa persona y de ofrecer su solidaridad a la familia, la CTM exigió justicia en ese caso y aclaró que no se trata de uno de sus dirigentes.

Por el contrario, es un empresario que ha representado en diversas ocasiones a organizaciones de trabajadores ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, en Morelos, pero nunca a la CTM de México.

Políticos piden investigar

El grupo parlamentario de Morena condenó la violencia registrada en el centro de Cuernavaca y exigió al fiscal de Morelos que investigue a los autores intelectuales.

Lucía Meza, senadora por Morelos, exigió al gobernador Cuauhtémoc Blanco garantice la seguridad y frene la violencia en la entidad; y si no puede, “que renuncie al cargo”.

Por su parte, el Comité Ejecutivo Nacional del PRI condenó los hechos de violencia ocurridos en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, en los que perdieron la vida Jesús García y Roberto Castrejón, hijo de otro dirigente del ambulantaje.

Mientras tanto, el mandatario de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, pidió la ayuda del gobierno federal para disminuir la presencia de los grupos delictivos en la entidad, los cuales han causado el problema de inseguridad y que por ello se requiere de la presencia de la Guardia Nacional, expresó. (Pedro Tonantzin / Excélsior)

0 comentarios:

Publicar un comentario