Páginas

miércoles, 10 de julio de 2013

Gays adoptan a un niño y lo someten a violaciones durante seis años

LIMA, Perú, 10 de julio.- El caso de una pareja de homosexuales estadounidenses que adoptaron un niño de Rusia, para luego someterlo a violaciones y produjeron pornografía con él, distribuyéndola en sitios web de pedofilia, expone el drama de la adopción gay, señaló el experto Oscar Rivas Lozano, presidente del Instituto Mexicano de Orientación Sexual (IMOS).

La pareja homosexual conformada por Mark J. Newton, de 42 años, y Peter Truong, de 36, adoptaron a un niño ruso en 2005, pagándole a su madre 8 mil dólares y, de acuerdo a los investigadores, violó y además llevó al niño por Australia, Estados Unidos, Francia y Alemania, grabando al menos ocho violaciones al menor a manos de pedófilos.

Estos vídeos fueron luego difundidos en internet, en el sitio web para pedófilos Boy Lovers network ("red de amantes de niños").

Mark Newton y Peter Truong con su hijo adoptivo, quien durante 6 años vivió un infierno.
Newton y Truong se han declarado culpables, y el primero de ellos, al testificar ante la corte federal estadounidense que lo juzgó, aseguró que "ser un padre fue un honor y un privilegio que sumó los mejores seis años de mi vida".

Mark Newton ha sido sentenciado a 40 años de cárcel y una reparación civil al niño de 400 mil dólares, mientras que su pareja, Peter Truong, está esperando su sentencia.

En declaraciones a ACI Prensa el 1 de julio, Óscar Rivas Lozano advirtió que "si bien no solo las personas homosexuales son pederastas, estudios psiquiátricos indican que sí la mayoría de los pederastas son casos de homosexualidad, donde el abusador utiliza a una persona de su mismo sexo, en este caso un varón".

El presidente del IMOS indicó que "una pareja de personas del mismo sexo, estadísticamente hablando, implica un mayor riesgo de abuso que una pareja heterosexual".

En efecto, George A. Rekers Ph.D, Profesor de Neuropsiquiatría y ciencias del comportamiento en la University of South Carolina, indicó en un informe científico del 2004 que “hay una base empírica para esperar una probabilidad sustancialmente más alta de que un hombre homosexual en el hogar abuse de un hijo adoptado adolescente, a que un hombre heterosexual abuse sexualmente de una hija adoptada adolescente”.

Rekers sustentó su argumentación en que “los hombres homosexuales han sido abusados sexualmente en un porcentaje 6.6 veces mayor que hombres adultos heterosexuales, y los hombres que fueron sexualmente abusados son más capaces de mostrar un comportamiento agresivo y victimizar a otros”.

Las estadísticas a las que hace referencia el científico son las del estudio de 2001 de Marie Tomeo, que concluyó que, de una muestra de 946 personas, un 46 por ciento de hombres adultos homosexuales reportaron un abuso sexual homosexual cuando fueron menores, frente a un 7 por ciento de hombres heterosexuales.

Otra razón expuesta por Rekers es que “los hombres homosexuales adultos consideran a hombres adolescentes casi el doble de atractivos como parejas sexuales que los hombres heterosexuales consideran a mujeres adolescentes”.

Un tercer punto indicado en el estudio del Dr. Rekers para advertir del posible abuso de hombres homosexuales en adolescentes es que “los hombres homosexuales tienen 3 veces el número de parejas sexuales que los hombres heterosexuales”.

Rivas Lozano recordó que "la adopción no es un derecho de la pareja sino del niño, y este caso demuestra cómo el Estado debe velar por el bien superior del niño", el cual "ya ha sido violentado al ser abandonado y estar en una situación donde requiere ser adoptado".

Para que el niño que ha sido desamparado por los padres sea dado en adopción y "se reincorpore a la sociedad, el Estado debe velar por el mejor ambiente, el más idóneo y ese siempre será el de un hombre y una mujer".

"Tolerancia" gay a organizaciones de pedófilos

En abril de 2013, ACI Prensa reveló que la Asociación Internacional de Lesbianas, Gay, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA, por sus siglas en inglés) avaló durante cerca de 10 años, desde su fundación hasta 1994, una política a favor de la pedofilia, acogiendo a grupos como Martijn y la Asociación Norteamericana por el Amor entre Hombres y Niños (NAMBLA).(ACI Prensa)