martes, 18 de junio de 2013

21:16:00
CARACAS, 18 de junio.- El gobierno venezolano endurece su ley de protección a la lactancia. La idea es reformar varios artículos de una ley que data de 2007 y que no contempla multas a las empresas e instituciones que promuevan el uso de fórmulas sustitutas de la leche materna.La medida es apoyada por los grupos pro lactancia, pero ha generado polémica en el país sudamericano, en donde sectores de la oposición acusan al gobierno de querer obligar a las venezolanas a amamantar.

Al amamantar al bebé se fortalecen los lazos madre-hijo, dicen los psicólogos.
Venezuela se apresta a reformar la ley de protección, promoción y apoyo de la lactancia, del año 2007, una reforma que deberá comenzar a discutir dentro de poco la Asamblea nacional, pero que sólo será aplicada luego de una consulta popular. Sin que se conozcan aún todos los detalles, la reforma ha levantado la polémica, los rumores llegaron incluso a hablar de que el Estado castigaría el uso de los biberones.

Lejos de eso, la reforma busca sancionar la promoción del uso de fórmulas lácteas que reemplacen el amamantamiento. ‘La ley del año 2007 –dice a Radio Francia Internacional Kautski García, miembro de la cooperativa Lactarte en Venezuela- tenía dos problemas: no desarrollaba el órgano que debería velar por el cumplimiento de la ley. Tampoco aplicaba ninguna sanción si la ley era violada. La nueva ley pretende que existan los mecanismo legales para que la mujer ejerza su derecho a la lactancia’, a eso agrega, ‘aquí no se pretende castigar a la mujer que no amamante, ni a las que dan biberón’.

Así, todo indica que la nueva cara de la normativa buscará sancionar a las empresas que violen la prohibición de esta publicidad, algo que no hacía la ley anterior. Con esto se busca reducir los efectos nocivos de la falta de lactancia en un país con carencias nutricionales, como en una buena parte de Latinoamérica, claro que para los detractores de la reforma la medida no viene a solucionar el problema. ‘Por qué en vez de la ley no se mejoraron los mecanismos de formación y apoyo. Por qué anunciar multas, este tipo de situaciones la gente ya no las recibe bien’, comentó a RFI Roberto León Parilli, director de Anauco Servicios, organismo de defensa al consumidor.

Por el contrario, para el pediatra español Carlos González, la prohibición de publicidad podría ayudar en el tema nutricional: ‘Unicef calcula que cada año mueren un millón y medio de niños en el mundo por falta de lactancia materna. En Europa la situación no es así de grave; aun así los poderes públicos han defendido la lactancia materna. En países con problemas como falta de agua potable o con problemas económicos, la lactancia es aun más importante, es una cuestión de vida o muerte’.

Entre las reformas que se plantean en Venezuela está el que las empresas e instituciones incluyan turnos especiales para que las madres puedan dar pecho. Los organismos pro lactancia en Venezuela recomiendan, también, que la reforma promueva el apego temprano entre madre e hijo recién nacido, algo que también se ha probado durante décadas en el Viejo Continente en el marco del programa 'hospitales amigos de los niños', en donde fórmulas y biberones también se mantienen a distancia. (RFI)

0 comentarios:

Publicar un comentario