martes, 3 de septiembre de 2019

20:24:00
MÉRIDA, Yucatán, 3 de septiembre de 2019.- “Estamos trabajando con un gobierno que se ocupa y preocupa en la restitución de los derechos de los niños y niñas; que se atreve a hacer algo”, sostiene Josselyn Castrejón Castrejón, coordinadora estatal del Pacto por la Primera Infancia. 

La restitución de los derechos de los niños y niñas es una vocación de esta administración estatal, como reiteró la titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), María Fritz Sierra. Ella encabezó la ceremonia por medio de la cual el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán, a través de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa), reunió a 12 infantes con sus nuevas madres y padres.

“Había un grave problema en este rubro”, reitera Josselyn Castrejón. “Pero este gobierno ya está actuando”. El Pacto por la Primera Infancia aglutina y coordina a un gran grupo de asociaciones civiles —411 en el país; 61 en Yucatán— que trabajan por los derechos de los niños y niñas, ha sido testigo y partícipe de las radicales mejoras que ha emprendido este gobierno en el Centro de Atención Integral al Menor en Desamparo (Caimede).

Las comisiones Nacional y Estatal de Derechos Humanos han validado los esfuerzos realizados por reestructurar el Caimede.

Una de las primeras instrucciones que se dictaron fue la de realizar un diagnóstico profundo del Caimede. Entre los resultados de esa investigación fueron denuncias ante las autoridades judiciales por casos de maltrato y signos de violencia. Como se ha demostrado, esta administración no solapará a nadie que lastime a un menor de edad.

Esa fue la primera acción visible que se tomó, que se hizo pública. Sin embargo, las mejoras son mucho más profundas y estructurales, entre ellas, la instalación de 110 cámaras de videovigilancia en las áreas comunes y dormitorios: cero tolerancia al maltrato físico. Además, se ha canalizado a los pacientes psiquiátricos adultos al Hospital Psiquiátrico del Estado. Antes, niños y jóvenes convivían con pacientes mayores de edad, que igual se hallaban en este centro. Con la canalización de estos pacientes psiquiátricos, ha disminuido la población total del Caimede.

Aval de Derechos Humanos

Delegaciones de las comisiones Nacional (CNDH) y Estatal de Derechos Humanos (CODHEY) realizaron recientemente visitas a las instalaciones del Caimede; ninguna de las dos instituciones realizó observación negativa alguna del sitio. 

En el comunicado emitido por la CODHEY se narró que el recorrido realizado tuvo el objetivo de despejar dudas, establecer una agenda de trabajo y realizar acciones conjuntas en favor de las niñas y niños que se encuentran en resguardo del estado.

Se informó que actualmente hay 140 niñas y niños en el Caimede y ante la necesidad de mejores espacios, están en proceso de reordenamiento a fin de brindar una mejor calidad de vida a los menores.

Asimismo, se somete ya a los trabajadores del Caimede a pruebas psicométricas y de confianza, para determinar su compatibilidad con el puesto que actualmente desempeñan. También se trabaja en una propuesta de contratación de mayor personal calificado que pueda cubrir conforme a la ley, los horarios de atención.

Se ha buscado un acercamiento con otras instituciones y con asociaciones civiles para brindar una mejor capacitación al personal. En este cambio integral se trabaja de la mano con el DIF, la Prodemefa y la Comisión de Derechos Humanos.

La Fundación del Empresariado Yucateco (Feyac) participa de manera activa para buscar el beneficio de los niños y jóvenes que se encuentran en el Caimede. Esta organización altruista ya está implementando diversos programas en el centro. Por medio de un convenio firmado con la Canacintra Yucatán, las empresas afiliadas a ese gremio ofrecerán capacitación y oportunidades de empleo a jóvenes a partir de los 17 años.

0 comentarios:

Publicar un comentario