domingo, 1 de septiembre de 2019

08:20:00
MIAMI, 1 de septiembre de 2019.- El "catastrófico" huracán Dorian se ha fortalecido en las últimas horas hasta alcanzar la categoría 5, la máxima en la escala Saffir Simpson, y encara este domingo el noreste de Bahamas, a donde llegará con vientos de 260 kilómetros por hora (160 millas por hora).

Según el último boletín del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, emitido a las 8.00 hora local (12:00 GMT), Dorian llegará además al archipiélago con lluvias "muy intensas" y un aumento del nivel mar que puede destruir buena parte del archipiélago.

Los meteorólogos dijeron el sábado que se espera que Dorian, cada vez más fuerte, avance por la costa sureste, permaneciendo cerca de la costa de Florida y bordeando la costa de Georgia, con la posibilidad de tocar tierra el miércoles, y luego continuar hasta Carolina del Sur el jueves por la mañana.


El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, pidió con urgencia a toda la población que habita en cayos de las Islas Ábaco y Gran Bahama que se traslade a áreas seguras, tras recibir información de que decenas de residentes permanecen en zonas vulnerables a horas de la llegada de Dorian.

Minnnis, en conferencia de prensa este sábado, literalmente "rogó y suplicó" a los residentes en zonas vulnerables que se muden rápidamente, ante la inminente llegada del poderoso huracán Dorian, que mantiene la categoría 4 con sus vientos máximos sostenidos de 150 millas por hora (240 km/h).


"Las casas y las estructuras se pueden reemplazar, las vidas no", dijo, tras indicar que todavía hay opción de abandonar esas áreas por medio de transporte, tanto público como privado.

"El tiempo no está de nuestro lado", subrayó el primer ministro en un último intento de convencer a quienes permanecen todavía en sus hogares en áreas peligrosas de Islas Ábaco y Gran Bahama, los puntos del archipiélago atlántico donde se prevé que el huracán Dorian golpee con mayor virulencia.

El Centro Nacional de Huracanes en Miami dijo que el riesgo de “fuertes vientos y tormentas que podrían poner vidas en riesgo” aumentará a lo largo de las franjas costeras de Georgia y Carolina del Sur a mediados de semana.

El centro también enfatizó que eso no significa que los vientos de Dorian de 230 kilómetros por hora (145 millas) no golpearán Florida, un pronóstico que ha causado incertidumbre.

"Va a ser bastante aterrador porque vas a tener este gigantesco huracán estacionado frente a la costa de Florida y no se va a mover", dijo el meteorólogo Ryan Maue, pero con la tormenta más lenta y probablemente girando hacia el norte, agregó: "Los peores efectos de un aterrizaje directo no están en el pronóstico".

"En este punto, la ruta que emite el centro de huracanes no es la catástrofe que podría ocurrir, lo cual es bueno", dijo Maue el sábado.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, advirtió a la población que no baje la guardia.

"Al observar estos pronósticos, un golpe en una dirección u otra podría tener ramificaciones realmente significativas en términos de impacto. Si choca más hacia el este, eso obviamente es positivo. Si choca un poco hacia el oeste entonces estaremos mirando impactos realmente significativos", dijo DeSantis en una sesión informativa el sábado por la mañana.

El viernes por la noche, el centro de huracanes proyectó una nueva trayectoria para Dorian, en la que tocaría tierra cerca de Fort Pierce, unos 115 kilómetros (70 millas) al norte del resort Mar-a-Lago, propiedad del presidente Donald Trump, y después se desplazaría por la costa hacia el norte.

El presidente Donald Trump declaró el estado de emergencia en Florida y autorizó a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias que coordine las acciones de atención a desastres. El mandatario dijo a la prensa que “Mar-a-Lago puede cuidarse solo” y que Florida le preocupaba más.

El sábado temprano, el vórtice de Dorian estaba a 715 kilómetros (445 millas) al este de West Palm Beach. La tormenta se movía en dirección oeste a 17 km/h (12 mph). El lento avance supone que Florida podría enfrentar lluvias torrenciales, marejadas y fuertes vientos durante más tiempo.

Bahamas también está en alerta. La comida y el agua embotellada desaparecían rápidamente de las tiendas mientras en la isla resonaba el eco de los martillos de los residentes que protegían sus casas con tablones. Se espera que Dorian golpee la parque noroeste de Bahamas el domingo con marejadas ciclónicas potencialmente letales. (AP)

0 comentarios:

Publicar un comentario