lunes, 5 de agosto de 2019

17:30:00
MÉRIDA, Yucatán, 5 de agosto de 2019.- El miércoles 31 de julio murió Miriam Elizabeth Oliveras Zalce. Fue cremada en San Pedro Nohpat.
Los periodistas Verónica Martínez Guzmán y David Rico, ambos de Por Esto!, y Eduardo Lliteras Sentíes, director general de Infolliteras, han investigado desde hace años las actividades de Carolina Zalce de la Peña y su hija Carolina Oliveras Zalce.


Hay una detalladísima investigación "Residencias para adultos mayores: El negocio de la mezquindad y de la necesidad" que puede verse en el siguiente enlace en slideshare de Luis Jorge López Barrera.

Miriam aparece nada más como compradora de uno de los predios de la familia:

Predio de la calle 10 número 148 D del Fraccionamiento Montecristo de Mérida, propiedad de María Mónica Díaz Mier y Terán, vendido a Miriam Oliveras Zalce. Esta propiedad quedó inscrita en la Dirección del Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Gobierno del Estado de Yucatán con el número 925403.

Predio de la calle 10 número 148 D del Fraccionamiento Montecristo de Mérida, propiedad de Miriam Elizabeth Oliveras Zalce, vendido a su hermana Adriana. Esta propiedad quedó inscrita en la Dirección del Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Gobierno del Estado de Yucatán con el número 1082972. De estas transacciones dio fe el notario público número 43 del Municipio de Mérida, Jorge Eduardo Correa Mena.

La Casa Áurea de Itzimná (ya cerró, ver la única que queda en nuestro Facebook); abajo, "la ciudad del fin del mundo" en Xul, el Dr. Eithel Ricalde Arceo, en el recuadro Carolina Zalce de la Peña, "pensatora Profonda della Filosofia Umana" y los viejitos durante una misa en la residencia "Casa Áurea" de Circuito Colonias.  

David Rico escribió en 2014: "Una empleada de la Residencia para Adultos Mayores “Casa Áurea” se ocultó detrás de las ramas de una palma cuando los representantes de POR ESTO! acudieron en busca de Carolina Oliveras Zalce, encargada del lugar y dueña, junto con su madre, Carolina Zalce de la Peña, cuyos multimillonarios negocios se extienden a varios puntos del Estado.

"La Residencia para Adultos Mayores que lleva el nombre “Casa Áurea” tiene dos sedes: en Itzimná (N. de la R. Ya cerró) y la colonia México, y su operación se enmarca en el escándalo multimillonario vinculado con Zalce de la Peña.

"“Casa Áurea”, según fuentes cercanas al lugar, tiene importantes flujos de capital, pues las cuotas que se cobran a los adultos mayores que se hospedan en el sitio llegan hasta 25 mil pesos mensuales, más servicios extras, médicos, de limpieza y otros.

"Sin embargo, en ese negocio, como en otros administrados por “El Centro”, todo se maneja en efectivo: los empleados no cobran en nómina, por cheque o tarjeta bancaria, sino en riguroso efectivo, además de que no cuentan con las prestaciones mínimas que marca la ley.

"Llama la atención que la “Casa Áurea” no está dada de alta como un asilo de ancianos o casa de retiro, sino como un hotel y las visitas de los representantes del Sector Salud son escasas, no obstante que en el sitio se prescriben medicamentos controlados.

"La encargada de la casa en Itzimná es la señora Carolina Oliveras Zalce, de quien se señala que cuenta con un diplomado en gerontología. La casa que se ubica en la colonia México está a cargo de su hijo de nombre Alexander.

"Carolina Oliveras Zalce es una de las hijas de Carolina Zalce de la Peña, quien, como hemos mencionado, está a la cabeza de la mal llamada “Ciudad del Fin del Mundo” en Xul y ha llevado a cabo multimillonarios negocios inmobiliarios en efectivo, en dólares y en pesos. “Casa Áurea” es uno más de estos negocios, como lo son también el restaurante “Dolcemente” en Ek Balam, Temozón, y en Cancún, Quintana Roo.

"Fuentes cercanas a la “Casa Áurea” informaron a POR ESTO! que Carolina Zalce de la Peña y sus hijas son socias en el negocio e incluso que a la primera se le ve continuamente en el lugar. Carolina, la hija, es la encargada de la Residencia para Adultos Mayores y los empleados afirman que es prepotente y cuando despide a los trabajadores simplemente les dice “bye, bye”....

"De acuerdo con testimonios de personas cercanas a Casa Áurea, los empleados están atemorizados porque a los dueños se les conoce como gente vengativa. Añadieron que en estas casas hay fuerte presencia de senescentes extranjeros, principalmente italianos, como sucede en el caso del complejo habitacional de Xul. La administradora es una mujer conocida como Rita Ponciani...

"Según los datos recabados, las personas cercanas a Carolina Oliveras Zalce son Elsy Santos y Lucía Santos, además de un joven que es conocido como Tony, que es su mano derecha, además de que la madre de éste trabaja para Carolina.

"Las cuotas que pagan los adultos mayores llegan hasta 25 mil pesos mensuales, además de otros gastos que les endilgan a los familiares, pues cada salida de paseo les cuesta 250 pesos, cuando los llevan en taxi y sólo les invitan a un helado. Les cobran además 250 pesos más por corte de pelo y 250 más por corte de uñas. También les cargan 7 mil pesos por el servicio médico, que presta un doctor de nombre Eithel Ricalde Arceo, médico internista del Star Médica y cercano a Carolina Oliveras Zalce; ese facultativo cambia la prescripción de medicamentos de los internos, a los que receta invariablemente antidepresivos..."

"—Los encargados desprecian la comida yucateca y les dan de comer a los internos sólo pasta, lo cual les estriñe, pero para resolver el problema les dan laxantes. Sólo les dan de tomar agua simple, porque dicen que sale caro darles agua de sabor u otra cosa; la fruta en el desayuno es sólo para algunos; los demás comen un huevo diario, indicaron nuestros informantes.
"Incluso se supo de casos de abuelitos que han recibido doble medicación o bien no se les han detectado a tiempo fuertes infecciones.

"En el lugar se ha deteriorado la salud de abuelitos que han llegado sanos al lugar, pues el citado médico les cambia su medicación sin tomar en cuenta sus padecimientos. Eso sí, receta a diestra y siniestra antidepresivos como Aldol, Activan y Olanzapina...

"Se sabe que Carolina Zalce de la Peña visita el lugar y se reúne allí con su hija Carolina, lo que evidencia que se trata de un negocio familiar; también acude la otra hija de nombre Adriana. Carolina Oliveras Zalce tiene un hijo de nombre Alexander que se hace cargo de la casa en la colonia México y, según se supo, tiene otro hijo en Cancún, Quintana Roo, que ha estado preso por un asunto relacionado con drogas...". 

Ver también "Xul: negocio del fin del mundo". (Averiguación en internet de Mari Tere Menéndez Monforte)

0 comentarios:

Publicar un comentario