viernes, 2 de agosto de 2019

13:14:00
MÉRIDA, Yucatán, 2 de agosto de 2019.- Hoy en la mañana, Jadencio se encontraba reorganizando los materiales para sus pinturas e instalaciones de su nuevo taller, ubicado en el Barrio de Santiago, cuando sin querer tropezó con un gato negro visitante que estaba comiendo sopa de médula.

El felino reaccionó con ferocidad, lanzándose sobre Jadencio, quien al retroceder resbaló sobre el piso del patio, cayo cuan largo es y se raspó el brazo.

El gato huyó hacia la sala. 

Jadencio muestra el raspón sangrante.

Piedritas incrustadas en la herida.

El gato que botó a nuestro amigo.
Jadencio junto a una de sus pinturas murales en su atelier previo.

Jadencia, al oír el estruendo, pues Jadencio cayó sobre varias cajas, acudió en su socorro y tras documentar la sangre que cubría el brazo de su marido, procedió a lavárselo. Suspiró aliviada al ver que no era nada grave. 

En estos días, nuestros amigos se encuentran en nuestra ciudad tomando un respiro de sus viajes, cuyo relato continuará mañana. (Mari Tere Menéndez Monforte)

0 comentarios:

Publicar un comentario