viernes, 12 de julio de 2019

07:18:00
MIAMI, Florida, 12 de julio de 2019.- Un hombre de Bradenton que filmó una serie de violentos videos de sí mismo violando a un bebé y luego colgó las perturbadoras imágenes en un portal de internet, ahora cumplirá una larga condena en una cárcel federal.

James Lockhart, de 31 años, recibió el jueves la sentencia máxima de 70 años de prisión por filmar, distribuir y poseer pornografía infantil, dijo la Fiscalía Estatal para el Distrito Central de la Florida. Lockhart se declaró culpable de las acusaciones en marzo.

Lockhart produjo la serie de cuatro videos de él cuando abusaba violentamente de la niña entre marzo de 2016 y febrero de 2018. Después los colgó en un “foro oscuro” de la internet donde utilizó los alias de “StrangeWood” y “HardWood”, según documentos judiciales.

James Lockhart.

En el foro Lockhart escribió que haría más videos y aceptó sugerencias, se señala en el acuerdo de culpabilidad. Además de los videos que colgó en la internet, los investigadores encontraron más videos e imágenes de abuso sexual de la niña en posesión de Lockhart. De igual modo, Lockhart se jactó de haber abusado de otro menor de un año.


Las autoridades arrestaron a Lockhart el 5 de octubre de 2018, después que agentes de Seguridad Territorial registraron su casa en Bradenton y hallaron las imágenes en su computadora. En el registro de la casa de Lockhart se encontraron dispositivos que tenían 43 videos pornografía infantil y por lo menos 4,000 imágenes de pornografía infantil.

La colección incluye más abusos de niños y una conducta “sadomasoquista y violenta”, de acuerdo con la Fiscalía. “Este depravado cometió las más horribles atrocidades imaginables contra un bebé de un año”, dijo el agente de Seguridad Territorial Michael B. Cochran en un parte de prensa. “Gracias al trabajo conjunto de varias agencias nacionales e internacionales, este depredador nunca más le hará daño a ningún niño”.

Lockhart trabajó como rescatista con licencia en Paramedics Logistics Florida desde el 2012 hasta octubre de 2018, cuando fue despedido. Paramedics Logistics Florida es la compañía matriz de Sunstar Paramedics, una compañía de ambulancias privadas del Condado Pinellas.

El caso, que formó parte del Proyecto Una Infancia Segura, del Departamento de Justicia de Estados Unidos, fue investigado por el Departamento de Seguridad Territorial y por el Departamento de Inmigración y Aduanas. A las dos agencias las ayudó el Departamento de Policía de Queensland, en Australia. El caso corrió a cargo de Frank Murray, asistente de la Fiscalía. (El Nuevo Herald)

0 comentarios:

Publicar un comentario