jueves, 13 de junio de 2019

06:46:00
XALAPA, Veracruz, 13 de junio de 2019.- La pugna del gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, con el titular de la fiscalía general, Jorge Winckler Ortiz, se reavivó ayer con la desaparición del comunicador Marcos Miranda Cogco, Marmiko, quien la mañana de ayer fue levantado por sujetos armados a la vuelta de su casa.

“No somos perversos, seguiremos respetando la libertad de expresión. Exigiremos se inicie una investigación contra quien amenazaba periodistas. Se acabaron las eras de tolerar grupos delictivos y secuestradores; como en Minatitlán, iremos por todos ellos a pesar de la FGE”, escribió el mandatario estatal en su cuenta de Twitter.


María del Pilar Gasca, esposa de Miranda, señaló en entrevista telefónica que su esposo recibió amenazas del secretario de Gobierno, Patrocinio Cisneros Burgos, mediante un emisario; acusación hecha poco después del levantamiento.

Anoche reiteró sus dichos y dijo que, a pesar de las declaraciones, ni ella ni sus familiares había recibido llamada alguna, salvo la que mantiene con las autoridades de la Fiscalía y del fiscal, Jorge Winckler.

Horas antes, Pilar Gasca refirió que en la administración de Miguel Ángel Yunes su esposo también recibió amenazas del entonces gobernador y del fiscal Winckler. “Seguimos esperando”, mencionaba.

El auto de Marmiko tras el levantón.

No obstante, cerca de la 1:30 horas de hoy, el gobernador de Veracruz, informó a través de su cuenta de Twitter que: “Hace unos momentos hemos logrado liberar al periodista Marcos Miranda. Felicito a los elementos de SSP, C4, Marina, SEDENA y PF que actuaron de manera coordinada en los operativos y la intervención de SSPyPC. Felicidades Hugo Gutiérrez”.

El reportero ha sido polémico tanto por sus críticas como por decirse amigo de gobernadores como Fidel Herrera o Javier Duarte, cuando tuvo auspicio para abrir un portal de noticias. (Lourdes López / Excélsior)

0 comentarios:

Publicar un comentario