miércoles, 19 de junio de 2019

10:11:00
Eduardo Ibarra Aguirre
Marta Sánchez Soler, presidenta del Movimiento Migrante Mesoamericano y socióloga, es nuestra invitada para exponer el tema: Violencia en la ruta migratoria, ¿diseño de Estado? Ella ha sido activista ejidal, maestra en la Universidad Autónoma de Baja California, participante del movimiento de cooperativas y delegada del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos en el mismo estado fronterizo.
En los años 90 inició, en Los Ángeles, California, lo que llama “mi trabajo con migrantes. Organización, educación, autodefensa, autogestión y la lucha por los derechos plenos, en una concepción internacionalista sin fronteras”.


En 2004, participó como representante de los migrantes en el Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática, y más tarde como titular de la Secretaría de Derechos Humanos.
A partir de 2005 se involucró más en la causa centroamericana, por un lado, y en los migrantes de retorno, sin dejar el activismo en Estados Unidos, por el otro. Ella y sus compañeros emprendieron, entonces, la organización Movimiento Migrante Mesoamericano que cada año realiza una caravana de madres procedentes de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua que viajan a México con el fin de buscar a sus hijos y sensibilizar sobre los riesgos que enfrentan los migrantes que viajan por la región y dentro de Estados Unidos. Es hija de refugiados españoles, nacida en Francia y criada en el norte de México.
Dice Sánchez Soler: “Mis credenciales migrantes son abundantes: he vivido en Francia, España, norte de México, Estados Unidos y ahora en tierra azteca que considero otro país, muy ajeno a la cultura norteña y que mucho me ha costado entender”. Marta forma parte del Grupo María Cristina.

0 comentarios:

Publicar un comentario