viernes, 10 de mayo de 2019

06:02:00
NUEVA YORK, 10 de mayo de 2019.- El pasado domingo, las autoridades y los bomberos del distrito de Queens, en Nueva York, acudieron a la llamada de unos vecinos que alertaban de un Audi A6 en llamas.

Cuando llegaron, vieron que en su interior había una niña pequeña amarrada al asiento trasero. La sacaron y la llevaron al hospital, donde se certificó su muerte. Las autoridades pasaron de la hipótesis del accidente al de un posible delito.

Martin Pereira con su hija Zoey.

Zoey Pereira, de tres años, fue quemada viva por Martin Pereira, su padre, como una venganza contra la madre de la niña, Cherone Coleman. Ambos se habían separado y estaban en una disputa judicial por la custodia.

Según Coleman, a pesar de sus deseos, un juez había permitido que el padre pudiera estar con Zoey los fines de semana.

Según Fox News, Pereira había amenazado previamente a Coleman: «Nunca volverás a ver a tu hija», dijo supuestamente el padre, que se encuentra hospitalizado por quemaduras de segundo y tercer grado en su cuerpo como consecuencia de su acción. Se encuentra sedado y bajo custodia policial en el centro médico, donde se espera su evolución para acusarle formalmente de homicidio. (ABC)

0 comentarios: