lunes, 25 de marzo de 2019

18:18:00
MÉRIDA, Yucatán, 25 de marzo.- Reproducimos íntegramente un artículo de opinión respecto a la labor de la regidora Nora Pérez Pech, el cual fue enviado a uno de nuestros correos y al parecer a otros ayer domingo, así como la reacción de la edil, enviada hoy por la tarde, a éste:

Nora Pérez sigue metiendo la pata, ahora le dicen "el ajonjolí de todos los moles"

Roberto Ortega

La regidora Nora Pérez Pech sigue haciendo el ridículo pues a pesar de que no le ha funcionado intenta meterse en todos los temas, aunque sea profundamente ignorante en lo que a éstos respecta.


Y es que cree que todo es grilla y no tiene que estudiar, ejemplo de ello es cómo se fue a meter a la rueda en prensa de igualdad de género sin estar tan siquiera en la comisión y cómo le encanta meterse a declarar mamadas sobre temas que le son ajenos.

Nora Pérez no sabe y aún así se mete en todo, y en esa ocasión hizo enojar mucho a los demás regidores de dicha comisión.

La ex del diputado Víctor Merari Sánchez Roca también metió la pata al invitar a sus medios predilectos -a los que les está pagando para promoverse- al taller de defensa personal del Instituto de la Mujer, convocando como si ella lo hubiera organizado, cuando no fue así.

Por ello ahora la apodan "el ajonjolí de todos los moles", pues le encanta meterse a todos los temas sin saber ya que está desesperada por figurar a toda costa.

Equidad de género, cultura, seguridad, el carnaval etc. ningún tema está a salvo del oportunismo de la regidora de Raúl Paz, quien se comenta ha buscado acercamientos con el grupo de Renán Barrera con miras a abandonar el grupo político de su aún jefe.

A la opinión pública

Nora Argelia Pérez Pech

Mérida, Yucatán a 25 de Marzo de 2019.

A la opinión pública.

Desde hace 15 días, compañeros de trabajo del H. Ayuntamiento de Mérida, así como colegas y compañeros de los medios de comunicación, me avisaron de la existencia de correos electrónicos que les llegaron a través de cuentas de correo con nombres diferentes y en las que se refieren de manera insultante y agresiva a mi persona y a mi trabajo.

Ayer por la tarde, fue en mi cuenta institucional y en la de numerosos funcionarios del Ayuntamiento de Mérida, así como medios de comunicación locales a los que nuevamente se remitió el contenido de un correo electrónico en el que se relata una serie de acciones en las que se me acusa entre otras cosas de robarme “temas” referentes al Ayuntamiento, así como de un supuesto “enojo” de mis compañeros regidores por mi presencia en una rueda de prensa de temática de equidad de género en la que se promovieron acciones en el marco del día internacional de la mujer.

Antes que cualquier otra acción, considere importante compartir esta secuencia de hechos, dado que han sido los mismos reporteros, jefes de información y compañeros de trabajo, los que se han visto extrañados por la consecutiva llegada de correos en cuentas institucionales y a forma de boletín semanal con un contenido agresivo alusivo a mi persona.

La violencia de género es una realidad y nos puede pasar a todas, hace algunos meses legisladoras señalaban y pedían que se considerará en las leyes, la violencia política contra las mujeres, pero somos consientes de esto, hasta que somos víctimas de la misma. Yo no puedo ni pensar en quien pueda estar detrás de estos correos, pero si estoy segura de que en todos se me acusa por ser madre y tener ocupaciones respecto a esta circunstancia, se me señala por promover acciones del Ayuntamiento en medios de comunicación, se me acusa por hablar de temas sensibles o bien de temáticas referentes a mi encargo como regidora, en todos los casos agrediéndome con adjetivos denostativos.

Hace 7 meses que estoy en un cargo público en la comuna nunca antes tuve otro, en este cabildo mi trabajo consiste en conocer a profundidad lo que se hace en la administración de la que formo parte, promuevo de manera pública y periódica todas las acciones y actividades que puedo en mis plataformas personales y asisto y cumplo con las tareas que son encomendadas como edil de esta administración. Al respecto de mis compañeros y compañeras regidores, puedo decir que a algunos los conozco desde hace muchos años y comparto una amistad sincera, pero también he podido conocer y trabajar con quienes coincidí en este período con absoluto respeto, cordialidad y hasta camaradería, con todos sin distingo, mi trato es siempre de respeto e inclusive de admiración y de reconocimiento para quiénes tienen en el servicio público una trayectoria intachable.

Quise tomar este espacio para dar a conocer esta postura y aclarar que participar en actividades relacionadas a mi cargo como puedan ser : reuniones, ruedas de prensa, promoción de todo tipo de eventos del Ayuntamiento, pero principalmente de temáticas sensibles relativas a la defensa de los derechos de las mujeres, del respeto a la equidad de género y de la no violencia contra nosotras, NO ES NI SERÁ nunca un motivo para calificarme como “metiche” y si así lo fuera, me honra decir que tendré que ser metiche siempre que haya razones y motivos para defender cualquier causa que involucre a las mujeres, para señalar con todas sus letras lo que es una forma más de violencia de género. Por lo contrario a lo que señalan estos correos anónimos, no estoy improvisando ni robando cámaras en este encargo, me lo tomo muy en serio y me he preparado académicamente para poder entender muchas de las temáticas que hoy tengo que resolver en mi encargo.

La violencia no es solamente golpes, o agresiones verbales, muchas veces esta disfraza en insultos, en correos anónimos, en señalamientos que minimizan nuestro trabajo y en el que prefieren darnos calificativos negativos que en todas sus expresiones son agresiones y de una u otra forma representan violencia de género.

Es un tiempo en donde “calladitas no nos vemos más bonitas “ y estoy segura que correos falsos seguirán habiendo mientras yo esté en esta encomienda, pero no serán ni hoy ni nunca un obstáculo para que yo siga trabajando con más pasión, con más entrega y sobre todo con más determinación en un momento en donde las mujeres tenemos que hacer equipo y ejercer la sororidad.

Ya no podemos permitir que por venir a trabajar, por hacer lo que nos toca, también de manera cobarde se escondan en el anonimato y nos señalen como “viejas metiches”. Qué bueno que estamos en otros tiempos, qué bueno que gozo de la amistad de personas que me conocen y saben que cuando se trata de defender a otra mujer soy la primera en levantar la voz, qué bueno que hoy podemos contestar dando la cara y que puedo hacerlo sin miedo a represarias, qué bueno que los que buscan agredirme se escondan detrás de un correo anónimo, porque no es el tiempo en donde agredir a una mujer se quede sin castigo.

Trabajar en política siempre será un reto para las mujeres que tendremos que responder con acciones y con resultados para que en cada encomienda podamos mirar a los ojos a nuestros hijos y sentirnos orgullosas de defender nuestro trabajo, nuestras decisiones y nuestros derechos.

Agradezco profundamente a todas las personas que me han externado su apoyo sincero. Soy afortunada de estar y representar a mi Ciudad y desde mi trinchera seguiré trabajando con todas mis fuerzas.

Nora Pérez Pech

0 comentarios:

Publicar un comentario