miércoles, 27 de febrero de 2019

12:21:00
MÉRIDA, Yucatán, 27 de febrero.- Cuando le preguntaron su opinión respecto al matrimonio igualitario, el diputado priista Enrique Castillo Ruz dijo que son representantes del pueblo y deben legislar para la sociedad, aunque esto no vaya en favor de los derechos de todas las personas.


De esta manera, el diputado metió la pata dos veces, primero al admitir que está dispuesto a votar contra los derechos de ciertos ciudadanos -lo cual es inaceptable- y luego al olvidar la máxima de que los derechos de las minorías no pueden estar sujetos al capricho de las mayorías.

Sus declaraciones fueron reproducidas por el portal Cambio del Sureste.

Castillo, ilustre desconocido previo a obtener su curul, es el segundo diputado hasta el momento que mete la pata públicamente al opinar respecto al matrimonio igualitario.

Lo más probable es que no se apruebe el matrimonio igualitario en Yucatán

La primera fue la coordinadora de los panistas, Rosa Adriana Díaz Lizama, quien a pesar de estar divorciada se sintió con autoridad de dar cátedra sobre qué es matrimonio y qué no, asegurando que 99 de cien voces que ha oído (¿dónde?) están en contra. Se espera todos o casi todos los panistas asuman una postura similar, con argumentos igualmente débiles, con nulo conocimiento en materia de derechos humanos.

Mientras tanto, se sabe que los diputados de Morena están a favor de someterlo a consulta pues temen asumir una postura.

El presidente del Congreso, el priista Felipe Cervera Hernández, aunque ha sido más mesurado en sus declaraciones, también está en contra, se sabe extraoficialmente.

Sólo las diputadas de Movimiento Ciudadano se han expresado a favor, mas no rotundamente pues en entrevistas Milagros Romero Bastarrachea ha dicho que aceptaría que se aprobara con una palabra distinta a matrimonio. Esto equivale a que no se apruebe.

Por tanto, es razonable esperar que la actual legislatura no apruebe el matrimonio igualitario.

Esto, cabe aclarar, no cierra la puerta al matrimonio igualitario en la entidad, pues quienes quieran casarse podrán seguir haciéndolo si se amparan para ello, como han hecho desde 2013 que se celebró la primera boda gay en la entidad.

La reforma a discusión en el Congreso sólo haría posible que se casen sin tener que ampararse para ello, como hace cualquier pareja heterosexual. (José Repetto)

0 comentarios:

Publicar un comentario