martes, 1 de enero de 2019

12:01:00
MADRID, 1 de enero de 2019.- Brasil estrena año con nuevo presidente y un cambio histórico en la línea ideológica de la primera institución del país. Jair Messias Bolsonaro, militar en la reserva, fue investido este martes primer mandatario en un acto que ha comenzado con el desfile del cortejo presidencial hacia la Catedral Metropolitana de Brasilia, desde donde Bolsonaro se dirigirá al Congreso Nacional. En la Cámara de los Diputados, el nuevo presidente prestó juramento junto al vicepresidente, Hamilton Mourão.

Jair Bolsonaro, minutos antes de jurar la presidencia. (AFP)

Comienza así un nuevo mandato en el país más habitado y la mayor economía de Latinoamérica marcado por una agenda con medidas de extrema derecha tras 13 años de gobiernos de centroizquierda y dos de transición de Michel Temer. Bolsonaro fue elegido el 28 de octubre en segunda vuelta por 58 millones de brasileños (el 55%) y llega al poder con un 75%  de aprobación de sus medidas, según una encuesta del instituto Ibope. El flamante presidente ha optado por una presencia de militares para su Ejecutivo: de sus 22 ministros, siete o bien son exmilitares o tuvieron formación en el Ejército. Con un desempleo del 11,6%, Brasil aún se recupera de dos años de recesión y un crecimiento del PIB en 2018 de poco más del 1,3%. “El pueblo me eligió porque quiere menos Estado y más mercado”, ha repetido Bolsonaro como mantra.

Los seguidores del presidente electo llenaron la Explanada de los Ministerios, en el centro de Brasilia, para asistir al desfile de investidura.

"Primero, agradezco a Dios por estar vivo". Así arranca el discurso institucional de Jair Bolsonaro ante el Congreso.

Seguidores de Bolsonaro aguardan la llegada del presidente electo al centro de Brasilia. (Efe)

Bolsonaro se compromete a librar al país de la corrupción y de la "sumisión ideológica" y a "combatir la ideología de género".

Durante el discurso, el nuevo presidente de Brasil ha hecho referencia a una de sus promesas más polémicas: flexibilizar la posesión de armas. "El ciudadano de bien merece disponer de los medios para defenderse", ha dicho.

"Brasil por encima de todo y Dios por encima de todo". Así finaliza el discurso de Bolsonaro, que ha durado unos 10 minutos. (El País)

0 comentarios:

Publicar un comentario