martes, 11 de diciembre de 2018

00:01:00
Gertrudis Pacheco Puc, analista

El PRI y el PAN deberán pagar el precio político.

Las congresistas locales se vieron sumisas, perdiendo su oportunidad histórica.

El día de ayer, el Congreso de Yucatán eligió a Miguel Óscar Sabido Santana como presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán (CODHEY) para el periodo 2018-2023.


Sabido Santana se desempeñaba como Secretario Ejecutivo y encargado del despacho de la presidencia del organismo autónomo (sustituyó a José Enrique Goff, quien renunció para convertirse en vicefiscal anticorrupción de Yucatán).

A esta persona se le atribuye desde hace tiempo diversos actos de corrupción, diversas irregularidades administrativas, entre ellas problemas con auditorias; la falta de incremento que por ley le debió dar a los trabajadores en 2016 y 2017, la parálisis y nula credibilidad de la CODHEY; maltrato al personal y escaso trato social.

Incluso se sabe que se le hizo llegar al Congreso de Yucatán un listado de personas y asociaciones beneficiadas por este señor, entre los beneficiarios que han recibido diversos pagos como asesores, son entre otros, los ex consejeros de la Comisión como José Inés Loría Palma y Marcia Noemí Lara Ruiz.

Pero de manera especial al ex presidente de la Codhey, Jorge Victoria Maldonado de quien se precisa recibió en 9 meses varios pagos sumando un total de 132 mil 452.10 según consta en un listado de capacitadores y proveedores.

En el contenido del documento entregado al Congreso del Estado y dirigido al presidente de la Junta de Gobierno del Poder Legislativo, Felipe Cervera Hernández, se le informaron tales cosas.

También se sabe que Sabido Santana mintió en su entrevista a la Comisión de Derechos Humanos del Congreso en los temas de auditorías y dádivas a asociaciones, hasta los escándalos de descrédito y corrupción que le señalan como el culpable de que se encuentre en dicha situación la CODHEY.

Sin duda, la ciudadanía le cobrará en las urnas al PRI y al PAN esta burla, pues al aceptar a una persona corrupta y deshonesta, es algo que ya no debe ser; parece que no aprendieron nada de la elección de este año, donde el hartazgo de la corrupción hizo que los votantes se lanzarán en masa para rechazar al viejo sistema.

Lo que más sorprende es que las legisladoras se vieron sumisas ante grupos de intereses, perdiendo la oportunidad histórica de nombrar a una mujer para esa posición, recordemos que había dos candidatas que reunían todas las condiciones necesarias para dicha posición. Si estás son nuestras luchadoras sociales y defensoras sociales para buscar la paridad de género, prefiero que sean los hombres. Es verdaderamente vergonzoso que se hayan dejado manipular estas mujeres dizque expertas en política. En fin… sólo les interesa cobrar y no pasar a la historia por haber logrado algo que era necesario.

Da pena ajena que las mismas mujeres que se alarman y gritan a voz en cuello que hay que velar por la seguridad e integridad del género, sean las primeras en bloquear a las mismas mujeres que luchan por defender los derechos humanos y las vidas de las que no pueden defenderse. Desgraciadamente todo quedo en un protocolo ridículo, en una farsa muy bien orquestada para cumplir con el requisito de ley.

¿Cuántas mujeres deberán sufrir vejaciones, golpes, insultos, y morir para que se pongan las pilas? ¿Cuántos hombres, ancianos y discapacitados deberán ver pisoteados sus derechos, para que se decidan a hacer algo? Pedían un perfil humanista, consiguieron un magnifico perfil inhumano, que les aproveche y continúen convirtiendo todo en una corrupción inmunda.

0 comentarios:

Publicar un comentario