viernes, 22 de abril de 2016

17:45:00
LONDRES, Inglaterra, 22 de abril.- El príncipe Jorge (George) se convirtió en la estrella del palacio de Kensington al saludar a Barack y Michelle Obama con su bata y pantuflas, momentos antes dormir.

Los Obama, quienes llegaron al palacio de Kensington para una cena informal con el príncipe Guillermo (William) y Kate Middleton (Catalina), se llevaron la sopresa más tierna de la noche, al recibir a un pequeñito invitado quien estaba preparándose justamente para su hora de dormir.

El principito estrecha la mano del Presidente de Estados Unidos. Más fotos en Facebook.

Esta es la primera vez en la que un mini royal recibe al presidente de los Estados Unidos, y el evento más enternecedor que ha habido en el palacio de Kengsinton.

Junto con el príncipe Harry, Kate y William recibieron a los Obama en su residencia, después de que ellos hubieran tenido un almuerzo con la reina Isabel II. El pequeño de dos años no pudo contenerse y se acercó a saludar al presidente, quien se mostró fascinado por su ternura.

“George se quedo despierto aun después de su hora de dormir, para saludar al presidente y a la primera dama al momento de su llegada al palacio” dijo el vocero de la familia real.

Después de jugar en un caballito y hacer sonreír a los invitados, llegó la hora de dormir del pequeño George.

La que se quedó dormida antes de que llegara Obama fue la princesa Carlota. (Quién / The Sun)