miércoles, 23 de diciembre de 2015

00:09:00
MÉRIDA, Yucatán, 23 de diciembre.- Empresas capacitadas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en materia de proyectos de eco-eficiencia dejarán de generar 74 mil toneladas de dióxido de carbono y 82 mil toneladas de residuos peligrosos en 2016.

El evento contó con la presencia del regidor José Luis Martínez Semenera, presidente de la Comisión de Salud y Ecología del Ayuntamiento de Mérida.

Asimismo, se calcula un ahorro anual de agua de hasta 408,586 metros cúbicos y 24.488 millones de kWh en energía eléctrica en los estados de Quintana Roo, Baja California, Tamaulipas, Durango y Yucatán.

La PROFEPA concluyó la capacitación en la metodología del Programa de Liderazgo Ambiental para la Competitividad (PLAC) a 423 empresas que forman parte de cadena de proveedores de 25 compañías líderes en las citadas entidades federativas.

Dichas compañías presentaron proyectos de eco-eficiencia que resultaran en beneficios económicos y ambientales importantes, destacando el ahorro económico global por 141.43 millones de pesos.

El estado de Quintana Roo cerró la capacitación de 115 empresas que forman parte de la cadena de proveeduría de cuatro compañías líderes en Cozumel, Playa del Carmen y Cancún.

Las empresas quintanarroenses calcularon ahorros estimados en 68.5 millones de pesos. Además con las áreas de oportunidad identificadas, se estima dejar de usar 131,072 metros cúbicos de agua y 11.6 millones de kWh; estos beneficios permitirán evitar 54,587 toneladas de dióxido de carbono equivalentes a la atmósfera.

Adicionalmente con la reutilización y valoración de los residuos sólidos se espera dejar de generar 21,680 toneladas.

Por otra parte, la Delegación de la PROFEPA en el estado de Baja California finalizó la capacitación del tercer grupo de empresas que forman parte de la cadena de proveeduría de la empresa líder Honeywell Aerospace, ubicada en Mexicali.

Los trabajos de eco-eficiencia fueron expuestos por 14 compañías de diversos sectores que junto con el corporativo líder plantearon 37 proyectos en los cuales se estima alcanzar un ahorro económico de 39.5 millones de pesos al año.

Dentro de las ventajas planteadas por las empresas participantes se calcula dejar de utilizar 43,957 metros cúbicos de agua y un ahorro de 8.2 millones de kWh; además, con estos beneficios se permitirán evitar la generación de 16,339 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.

En una tercera actuación, se cerraron los trabajos del PLAC en el estado de Tamaulipas donde participaron un total de 15 empresas líderes junto con su cadena de proveedores toda vez que se incrementó en 214 las compañías partícipes beneficiadas por este Programa.

Por lo tanto se idearon proyectos de eco-eficiencia en los cuales se estiman ahorros económicos por 19.7 millones de pesos anuales. Asimismo, se estimó un ahorro de agua potable de 117,492 metros cúbicos y de energía eléctrica evaluada en 2.8 millones de kWh.

También se podrían dejar de producir 60,212 toneladas de residuos sólidos mientras que las emisiones evitadas suman un total de 2,135 toneladas de dióxido de carbono.

En una siguiente labor, en el estado de Durango se concluyó la capacitación en la metodología del PLAC a 80 empresas proveedoras de 5 compañías líderes, las cuales plantearon beneficios económicos y ambientales de aproximadamente 11.43 millones de pesos anuales a través de los proyectos de eco-eficiencia.

Los beneficios ambientales estimados para la región suman importantes ahorros de agua potable en 115,128 metros cúbicos; en cuanto a la energía eléctrica se estima el ahorro en 1.83 millones de kWh al año; con ello se podrían dejar de emitir 1,395 toneladas de dióxido de carbono y con la optimización en los procesos productivos y de servicios se calcula dejar de generar 52 toneladas de residuos sólidos.

En una quinta acción, la PROFEPA en el estado de Yucatán ultimó los trabajos del PLAC de las direcciones y subdirecciones del H. Ayuntamiento de Mérida en donde la Universidad Marista de Mérida fungió como organismo operador.

Entre los beneficios calculados al implementar los proyectos desarrollados en el municipio de Mérida se encuentra el ahorro económico de 2.3 millones de pesos; conjuntamente se estima un economizo en el consumo de agua de hasta 936 metros cúbicos al año y en materia energética el ahorro sería de 58 mil kWh al año; en el caso de los residuos sólidos se dejarían de generar 92 toneladas al año al mismo tiempo que se evitaría la generación de 300 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera al año.

Cabe señalar que el PLAC busca desarrollar capacidades en las empresas mexicanas para generar importantes ahorros económicos en sus procesos de producción al reducir el consumo de agua, energía y materias primas, así como evitar emisiones, residuos y descargas de contaminantes.

Lo anterior con la finalidad de mejorar su desempeño ambiental, mediante proyectos que aumenten su competitividad en forma permanente y que son resultado de la instrumentación de medidas de eco-eficiencia, buenas prácticas y modernización tecnológica. (Boletín)