sábado, 30 de mayo de 2015

16:58:00
MÉRIDA, Yucatán, 30 de mayo.- A fin de evitar perjuicios a la ciudadanía durante los cambios de administración municipal, el Ayuntamiento de Mérida elabora un Diagnóstico Municipal de Participación Ciudadana, herramienta que permitirá un conocimiento detallado de lo que se ha hecho en cada colonia y comisaría meridana, a fin de no interrumpir el trabajo y en cambio potenciar mayor desarrollo.

Al mismo tiempo, esa herramienta permitirá a los vecinos exigir a las autoridades la continuidad en las obras.

Ante decenas de vecinos del sur de la ciudad, reunidos en el Centro de Superación Integral Amapola, el alcalde Renán Barrera Concha encabezó esta mañana la presentación de avances del diagnóstico y agradeció a los integrantes de los Consejos el interés y compromiso demostrado para ayudar a las autoridades en la toma de decisiones.

El director de Desarrollo Social, Julio Sauma Castillo, presentó los avances en la información que se integra para el diagnóstico. Sentados, Antonio González Blanco, director del Instituto Municipal de la Juventud; Renán Barrera Concha, presidente municipal de Mérida; Sra. Mildred Perera Ambrosio, integrante del Consejo de Participación Ciudadana de Villa Magna del Sur, y Edgardo Bolio Arceo, director del Instituto Municipal de Planeación de Mérida. También asistió Irving Berlín Villafaña, director de Cultura.

—De eso se trata la democracia, de participar permanentemente y de manera organizada —puntualizó—. Desde el principio de la administración escuchamos a los ciudadanos para saber qué acciones realizar en cada colonia, comisaría y cuadra meridana, para lo cual se formaron y reforzaron los comités ciudadanos, lo que no sólo nos ayudó a tomar decisiones, sino también a priorizar las obras según las necesidades de cada lugar.


Dijo que uno de los ejemplos fue el planteamiento de los meridanos sobre el problema de seguridad que representaba trasladarse en bicicleta o triciclo de una a otra comisaría, por lo que para terminar con la inseguridad y la angustia de las madres de familia por sus hijos o esposos que transitaban por esos caminos, se construyeron 13 ciclovías. Anteriormente, fallecían en promedio 48 ciclistas al año en accidentes y ahora son tres en el mismo lapso.

Agregó que también se mejoraron las carreteras ya que por sus malas condiciones, tampoco llegaba el transporte público.

—Si no preguntáramos al consejo de participación qué es lo más urgente en su colonia o comisaría, no podríamos aplicar adecuadamente los recursos —continuó.

Renán Barrera subrayó que como alcalde ha procurado realizar acciones que antes no se hacían y, lo primero, “es estar de frente y cerca de ustedes”.

Añadió que lo segundo fue invitar a todos los candidatos a la alcaldía a conocer lo que ha hecho esta administración, qué recursos entregará y cómo podrían empezar su tarea.

—Sin capacitación previa no podríamos manejar un barco de estas dimensiones, pero no todos los que aspiran a ser capitanes acudieron a la cita para informarse —expresó.

Dijo que cuando habla de defender Mérida “se trata de defender el futuro de nuestros hijos, poder tener más espacios como estos, más parques, mejores servicios y mayor seguridad”.

Hizo notar que aunque hay quienes quisieran que a Mérida le vaya mal, el Ayuntamiento realiza grandes esfuerzos y además cuenta con el apoyo de los vecinos para salir adelante.

—Entregaremos una ciudad mucho mejor de la que recibimos: quebrada, sin dinero, sin lámparas que alumbraran bien, sin adecuada recolección de basura…, en una verdadera situación de crisis —apuntó—. No queremos que eso se repita porque son los ciudadanos quienes pagan las consecuencias.

Renán Barrera indicó que a pesar de que le quitaron al Ayuntamiento $130 millones para que no siga haciendo cosas buenas por los meridanos, sigue trabajando sin parar para tener una mejor ciudad.

Por su parte, el director de Desarrollo Social, Julio Sauma Castillo, presentó los avances en la información que se integra para el diagnóstico.

—Con esta herramienta, ustedes podrán exigir a las próximas autoridades que continúen el trabajo ya comenzado —dijo—. Además, ustedes tendrán constancia de todo para demostrarlo de manera tangible.

Señaló que el diagnóstico es un banco de información de los más de 230 consejos ciudadanos con que se cuenta, así como la situación de sus integrantes y de la población en general en cuanto a preparación, actividad y necesidades, así como los rangos de edad de quienes integran los grupos ciudadanos.

Explicó que el diagnóstico incluye también un “mapeo” de cada colonia y comisaría al final de la administración, así como un plan de trabajo anual.

La señora Mildred Perera Ambrosio, integrante del Consejo Ciudadano de Villa Magna Sur, expuso ante los vecinos su experiencia positiva en el trabajo con el Ayuntamiento, que atendió las peticiones más apremiantes de los vecinos, que ahora gestionan la construcción de andadores.

—El consejo ciudadano sí funciona —aseguró.

También asistieron al evento los directores del Instituto Municipal de la Juventud, Antonio González Blanco; de Cultura, Irving Berlín Villafaña, y del Instituto Municipal de Planeación, Edgardo Bolio Arceo.