martes, 28 de abril de 2015

22:18:00
MÉRIDA, Yucatán, 28 de abril.- Veinte policías municipales culminaron un curso de inglés que, como parte de su plan de profesionalización constante, el Ayuntamiento de Mérida ofreció a los agentes. Esta preparación se brinda especialmente a los integrantes de la policía turística y a los de cruceros.

Un grupo de agentes, sobre todo de la Policía Turística, participó esta mañana en un ejercicio realizado a las puertas de la Catedral para poner en práctica lo aprendido en el curso que se les brindó por medio de la Dirección de Turismo.

Lori y William Rusell, pareja originaria de Lynchburgh, Virginia, Estados Unidos, platicó con los agentes, que en todo momento se mostraron seguros platicando en inglés.


Los policías municipales les informaron a los visitantes sobre los atractivos turísticos, así como de restaurantes, teatros y otros puntos de interés de la ciudad.


Los estadounidenses comentaron que están de visita por unos días en esta ciudad y añadieron que se llevan una buena impresión en general, tanto de la gente como de los lugares que han visitado. El calor es lo único que no les ha gustado.

Para los agentes, el ejercicio resultó ameno y fue un buen colofón del curso al que asistieron durante dos meses.

La agente Rosa Isela Chi Chan dijo que el curso fue una experiencia positiva, especialmente porque en su actividad tiene que saber siempre más para servir mejor, tanto a los meridanos como a los visitantes.

La agente, integrante de la Policía Turística, tiene cuatro años de labores en la Policía Municipal y señaló que al igual que sus  compañeros, siempre hace su mejor esfuerzo para atender adecuadamente a los visitantes.

A su vez, José Martín Koyoc Maldonado, otro de los agentes participantes, consideró que el curso les brindó herramientas indispensables para el desempeño de su labor en el Centro Histórico.

—Tengo 11 años en la Policía Municipal de Mérida  —señaló—. Estoy en el grupo de Policía Turística desde su inicio, hace unos cinco años, y creo que los cursos que nos imparten son  muy buenos.

Asimismo, consideró un acierto el ejercicio con que pusieron fin al curso, ya que mientras más practiquen el idioma, más seguros estarán a la hora de brindar información en inglés.

El policía comentó que es una gran satisfacción ayudar a los visitantes que no hablan español y ofrecerles información sobre lugares de interés, como parques, museos, estación de autobuses y hoteles, entre otras cosas.

Agregó que cuando algún turista se ve involucrado en un accidente de tránsito, se vuelve más importante que el agente hable inglés, ya que de esa manera lo orienta mejor e, incluso, lo calma.

Koyoc Maldonado indicó que entre los visitantes que le ha tocado atender figuran estadounidenses, chinos, japoneses, italianos, alemanes y franceses y, prácticamente todos, recurren al inglés para comunicarse; de ahí la importancia de la capacitación que hoy concluyó.

Con esta actividad, los agentes terminaron el curso que comenzó en marzo pasado y en el cual aprendieron lo básico para brindar orientación adecuada en idioma inglés. El curso tuvo una duración total de 60 horas. Los instructores fueron Juan Salazar Cruz y Alicia Bastarrachea.