martes, 28 de abril de 2015

20:36:00
Bajo Reserva Exprés / Periodistas de El Universal

AL LÍMITE El periodo ordinario de sesiones termina el próximo 30 de abril y eso dificulta que la reforma del mando único sea aprobada antes de que termine el mes. (Foto: Archivo El Universal)

Las reformas en materia de seguridad, presentadas por distintos actores, están a punto de pasar a la congeladora de San Lázaro y el archivo del suntuoso edificio del Senado. El periodo ordinario de sesiones termina el jueves 30 de abril y las iniciativas pueden quedar en el limbo, nos hacen notar. No hay un acuerdo parlamentario para sacar adelante el decálogo del presidente Enrique Peña Nieto, que busca el establecimiento del mando único de policía y la intervención federal en los municipios que pudieran estar vinculados con el crimen organizado, nos recuerdan. Pero tampoco hay consenso para otras propuestas, que también se pueden quedar en el tintero, como el reordenamiento de los cuerpos policiacos del país. Por ejemplo, las propuestas para eliminar las jornadas de trabajo 24 horas por 24 horas esperan en las comisiones de Seguridad Pública de San Lázaro y el Senado. Nos hacen ver que el diputado panista Guillermo Anaya y el senador priísta Omar Fayad, presidentes de las comisiones de Seguridad Pública, propusieron un plazo que ya venció para procesar la iniciativa de reforma a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, para acabar con los turnos laborales que no funcionan en los cuerpos de seguridad. A unos días del cierre del periodo ordinario, nos comentan, sería una verdadera pena que se desaprovechara la inédita convergencia a la que llegaron ambas comisiones para avanzar en esta reforma. "Pero aún peor sería perder la oportunidad de dar un paso clave en la conformación de policías profesionales y dignas en nuestro país", nos dicen los impulsores de la iniciativa. ¿Es un adiós a las reformas de seguridad?


Bejarano juega a las contras al PRD


La estrategia electoral del todavía perredista René Bejarano va por fracturar algunos candidatos de su partido en algunas zonas del Distrito Federal, nos adelantan. El profesor ha mencionado su plan ante sus seguidores: en la delegación Cuauhtémoc es un hecho que sus huestes apoyarán a Ricardo Monreal, candidato de Morena. En Magdalena Contreras irán con el equipo del priísta Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre para tratar de aplastar a su enemiga Leticia Quezada. Y dentro del gobierno de la ciudad de México, ha ordenado a su estructura de funcionarios que ayuden a inconformarse con la actuación del secretario de Gobierno, Héctor Serrano. Con toda claridad, dijo a sus seguidores que pasada la elección del 7 de junio, definirá si se va o se queda en el PRD.

PRD, del pleito al canto

Por cierto, el plan de abrir muchos frentes de batalla no le ha dado resultados al dirigente del PRD, Carlos Navarrete, en la contienda electoral 2015. Después de pelear, vía spots, con Televisa, Telmex, el periodista Joaquín López Dóriga y con Morena, de Andrés Manuel López Obrador, los estrategas del cuarto de guerra amarillo están buscando otras estrategias para llegar al electorado y ahora lo hace con música. Quizá, nos comentan, los dirigentes se dieron cuenta que sus vecinos de izquierda, Movimiento Ciudadano, han tenido cierta penetración con una canción pegajosa. Y ahora van del pleito al canto.

Gris reaparición de Poiré

Uno de los secretarios de Gobernación del sexenio calderonista estuvo en un acto oficial al lado del jefe del Ejecutivo. Alejandro Poiré acudió a la presentación del Informe y Propuestas sobre Justicia Cotidiana en México, que se realizó en el Museo de Antropología. Pero no se vaya con la finta, porque la aparición del doctor Poiré no fue tan amena, nos comentan. Primero, lo sentaron metros atrás de Aurelio Nuño, jefe de la Oficina de la Presidencia. Y, segundo, a pesar de la atención que le dispensó el presidente Enrique Peña Nieto en la entrega de un reconocimiento como director de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tec de Monterrey por su participación en el informe, los asistentes le aplaudieron muy poco a don Alejandro.

Mucha carne al asador del Congreso


De nada servirá que, como dice el líder parlamentario del PRI en San Lázaro, Manlio Fabio Beltrones, los diputados “echen toda la carne al asador” legislativo en los tres días que le quedan al periodo ordinario, porque muchos cortes no alcanzarán el punto de cocción. Nos dicen que el Congreso se quedará con una docena de minutas y que deberán resolverse en los próximos tres años de la siguiente Legislatura, entre ellas el derecho de réplica, el arraigo, el fuero constitucional y otras más. Los partidos políticos, como usted recordará, hicieron el compromiso de sacarlas antes del 30 de abril de 2015. Mucha carne, pues, se quedará en el asador.