sábado, 25 de abril de 2015

22:02:00
MÉRIDA, Yucatán, 25 de abril.- Resultó ser un cuento chino el del agente de la CIA moribundo que "confesó" matar a Marilyn Monroe.

Según información difundida el mes pasado por http://worldnewsdailyreport.com, en Norfolk, Virginia, Norman Hogdes, de 78 años, ex agente de la CIA supuestamente en su lecho de muerte, dijo haber asesinado a Marilyn Monroe. El hombre, quien supuestamente se encontraba agonizando en un hospital, habría asegurado que además de Monroe, fue el responsable de la muerte de 37 personas más.

Lo que sucede es que el worlldnewsdailyreport.com es un sitio estadounidense de noticias satíricas. La fotografía para ilustrar la historia del supuesto ex agente la tomaron de un reportaje de The Guardian sobre presos moribundos en Gran Bretaña, que permanecen esposados.  



De hecho, el señor en la foto es Michael Tyrrell, esposado a su cama de hospital el día antes de morir. Su hija tomó la fotografía y se la proporcionó a The Guardian.


Asimismo, el World News Daily Report dijo que el ex agente explicó que su objetivo eran líderes sindicales, activistas políticos pero también artistas que fueran un peligro para el estado; todo ello por cuenta de la CIA.

“Teníamos pruebas de que Marilyn Monroe no sólo se había acostado con Kennedy, sino también con Fidel Castro. Mi comandante, Jimmy Hayworth (fallecido en 2011), me dijo que tenía que morir, y que tenía que parecer un suicidio o una sobredosis. Yo nunca había matado a una mujer antes, pero obedecí órdenes…¡lo hice por América! Ella podía transmitir información a los comunistas, y eso no se podía permitir”, "dijo el ex agente".

Además, afirma que entró a la habitación de la actriz mientras dormía y le inyectó una dosis masiva de hidrato de cloral mezclado con nembutal.

Hasta aquí la historia. Así pues, ni confesión ni ex agente.

La exitosa actriz fue hallada sin vida el 5 de agosto de 1962, y aunque el informe preliminar indica que murió de un suicidio por sobredosis, contradicciones en el reporte médico generaron dudas sobre las circunstancias de su muerte. (franceinfo.fr / The Guardian)