jueves, 18 de septiembre de 2014

08:30:00
Comienzan por matar gallinas e iguanas, y si nos apendejamos, terminarán por hacer otra guerra de castas los hijueputas

Gilberto Avilez Tax

El problema de los de Kopomá es, precisamente, su cultura. Bien haríamos en trepanarle el cerebro a cada wiro de ahí y decirle que las gallinas y las iguanas también forman parte de una cultura mucho más amplia, civilizada y universal que defiende la vida de cualquier especie. Una cultura muy distinta a su cultura de albarradas y henequenales.


Estoy a un paso de citar la frase de guerra de don Sierra O'Reilly: "raza maldita", los de Kopomá.

Es indignante, descabellado, animalezco ese pueblo.

Se ven esas imágenes de esos chiquitos feos, bizcos y montaraces, yendo en pos de las pobres iguanas, pateándolas como si fueran pelotas, a las indefensas gallinas; y el alcalde priísta de ese pueblo, pues nada, divirtiéndose como wiro caníbal que es.

Comienzan por matar gallinas e iguanas y, si nos apendejamos, terminarán por hacer otra Guerra de Castas los hijupuetas....