lunes, 21 de julio de 2014

12:20:00
MÉRIDA, Yucatán, 21 de julio.- Minutos antes del mediodía, en una mañana soleada y calurosa, una sucursal de Nacional Monte de Piedad dio una muestra de clara falta de humanidad y preocupación por el bienestar y la dignidad de sus empleados.

Foto tomada el día de hoy a las 11:50 a.m.  

Se trata de su local en Santiago, ubicado en la esquina de las calles 72 y 57 del centro de Mérida, donde se pudo ver a dos trabajadores de la empresa cuya única labor era sostener una lona grande en plena esquina.

Ubicados a la altura del acceso para personas con discapacidad, lo cual tampoco pareció importarle a la empresa, los empleados -un hombre y una mujer- permanecían inmóviles mientras sostenían la gigantesca lona, promocionando la modalidad de pagos libres para la mencionada casa de empeños.

Aquí cabe preguntarnos si con las grandes cantidades de dinero que recibe la empresa a raíz de sus negocios ¿no podrían tramitar un permiso para colgar la lona en su fachada o bien en forma de espectacular? ¿es ético exponer a los trabajadores al sol de esta manera, cuando está demostrado que puede ser causa de cáncer? ¿no hay límite a lo que un empleador puede ordenar a sus subordinados? (JMRM)