miércoles, 21 de mayo de 2014

15:18:00
TABASCO, México, 21 de mayo.- El secretario de Finanzas en el gobierno granierista, José Saiz Pineda, sumó un tercer proceso penal en su contra en el fuero federal al ser acusado por la Procuraduría General de la República (PGR) del presunto delito de defraudación fiscal.


El exfuncionario tabasqueño, que está acusado también de los presuntos delitos de peculado y lavado de dinero, recibió la noticia ayer por la noche, apenas unas horas después ser notificado de que la un juez federal lo amparó contra la acusación formulada por la Procuraduría General de Justicia de Tabasco (PGJE) por el presunto delitos de peculado.

Preso desde junio de 2013 en el Centro de Readaptación Social del estado de Tabasco (CRESET), el excolaborador de Andrés Granier Melo –también en prisión por presunto lavado de dinero por 35 millones de pesos– tuvo que rendir anoche su declaración preparatoria ante l Juzgado Primero de Distrito de Villahermosa en relación con el nuevo cargo que se le imputa.

Sobre la nueva imputación contra Sáiz Pineda, su abogado Xavier Olea Peláez dijo que se enteró ayer mismo, cuando fue a ver a su cliente al penal. “Ahí me enteré que lo habían llevado al Juzgado Primero de Distrito para una declaración preparatoria”.

José Manuel Sáiz Pineda fue detenido el 8 de junio pasado en Reynosa, Tamaulipas, cuando trataba de salir del país para entrar a Estados Unidos.

En su momento el diario Tabasco Hoy informó que el extesorero pretendía visitar a sus hijas en el país vecino, pero no pudo hacerlo por tener problemas con su visa.

Dueño de un Ferrari F430 valuado en más de 4 millones de pesos, Sáiz Pineda está acusado del desfalco al erario de Tabasco por 20 mil millones de pesos durante la administración de Andrés Granier Melo (2007-2012) y de su supuesta participación en un desvío de recursos federales superior a los mil 900 millones.

De acuerdo con la investigación de la PGR, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Procuraduría General de Justicia de Tabasco (PGJT), Saiz habría utilizado una red de empresas nacionales y extranjeras para colocar los recursos que fueron desviados de las arcas estatales y federales.

Dentro de estas empresas están Hábitat y Titanium Holding, en Mérida, Yucatán, en las que es socio. (Proceso)