lunes, 3 de marzo de 2014

14:41:00
MOSCÚ, 3 de marzo.- Una fuente del Ministerio de Defensa ucraniano ha asegurado que la Flota Rusa en el Mar Negro ha amenazado con responder violentamente si las tropas de Ucrania en Crimea no se rinden antes de las 4.00 horas de esta madrugada.

Las declaraciones procedentes del Ministerio ucraniano han sido recogidas por la agencia rusa Interfax, que cita expresamente que la reacción rusa será la de lanzar un ataque militar: "Si no se rinden antes de las 4.00 horas, un asalto real se realizará contra las unidades y divisiones de las fuerzas armadas ucranianas en Crimea".

Activistas filorrusos en fila frente a un cuartel de la Guardia de Fronteras de Ucrania en Simferópol. (AFP)

No obstante, el Ministerio de Defensa ruso ha desmentido este mensaje y ha calificado la información de la agencia Interfax de "completo disparate".

La Flota rusa del Mar Negro negó también que tenga planes de lanzarse al asalto de las unidades militares ucranianas en Crimea, aunque sí han tomado el control de la península, que es parte de Ucrania.

Presuntos soldados rusos fuertemente armados y enmascarados en las inmediaciones de Simferópol. Un niño pequeño admira a los militares. (AFP)

"Estamos acostumbrados a escuchar acusaciones de que estamos llevando a cabo operaciones militares contra nuestros colegas ucranianos", dijo el portavoz. de la flota, pero "los intentos de predisponernos a unos contra los otros fracasarán", agregó.

El gobierno ucraniano acusó a Rusia de violar la frontera en varias ocasiones. Buques de guerra de las flotas del Báltico y del Norte entraron en el puerto de Sebastopol de forma ilícita, dijo un portavoz del gobierno de Kiev.

Escena en la puerta de otro cuartel cerca de Simferópol: soldados ucranianos tras la reja y afuera militares sin insignias, presumiblemente del ejército ruso. (Reuters)

Las autoridades fronterizas ucranianas en el este de Crimea hablaron de unos 100 soldados que habrían cercado un punto fronterizo de control ucraniano. Además se pusieron en posición vehículos blindados en la bahía de Kerch, de donde salen ferries que unen Crimea con tierra firme rusa, a sólo cuatro kilómetros de distancia. El presidente ucraniano interino denuncia que la flota rusa ha bloqueado las bahías de Sebastopol.


El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este lunes, a partir de las 21.30 horas (GMT) para abordar la grave crisis política que atraviesa Ucrania.

Los temores de Ucrania

El Ministerio del Interior ucraniano ha mantenido que, además del ultimatum, tiene información que apunta a que se está preparando una provocación en el territorio de Crimea, en la que varios soldados rusos serían asesinados para "legalizar la intervención rusa" en esa república autónoma ucraniana.

El viceministro del Interior, Nikolai Velikovich, dijo que sus servicios tienen datos acerca de que la próxima madrugada, del 3 al 4 de marzo, tres o cuatro soldados rusos serán asesinados por desconocidos. "Todo ello para legalizar la entrada de las tropas rusas en el territorio de nuestro Estado", aseguró Velikovich, citado por medios locales.

Por ese motivo, pidió que "esta gente recobre la conciencia, porque de esa manera se provocará el derramamiento de sangre, algo que aún no se ha producido en Crimea".

El viceministro subrayó que "la vida de las personas es el valor que más importa. Os pedimos que paréis", añadió el responsable de Interior.

La llamada de Medvedev y Biden
Mientras, el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, ha mantenido una conversación telefónica con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, en la que ambos han discutido sobre la situación en Ucrania.

Según la portavoz de Medvedev, Natalia Timakova, el primer ministro ha declarado "que es necesario proteger los intereses de todos los ciudadanos ucranianos, incluidos los residentes de Crimea, así como ciudadanos rusos que están localizados en Ucrania".

Biden ha instado a Medvédev, para que Rusia "retire sus fuerzas" de la península ucraniana de Crimea, apoye el "despliegue" de supervisores internacionales e inicie un "diálogo" con el Gobierno ucraniano, según ha informado el Gobierno estadounidense en un comunicado.

La llamada se produjo después de las conversaciones mantenidas durante el fin de semana por Medvédev y el primer ministro interino ucraniano, Arseni Yatseniuk. El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, viajará a Kiev mañana martes para expresar el apoyo estadounidense a las autoridades ucranianas ante la intervención militar rusa en Crimea, que Washington ha calificado de "acto descarado de agresión".

Los miembros del G7, formado por los países más industrializados, Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, decidieron suspender su participación en los preparativos de la cumbre del G8, que componen esos estados más Rusia, prevista para junio en la ciudad rusa de Sochi. (EFE / Spiegel)