lunes, 3 de marzo de 2014

23:16:00
MÉXICO, 3 de marzo.- El encargado de despacho de la Secretaría de la Función Pública, Julián Alfonso Olivas Ugalde, rechazó que haya persecución política detrás del caso de fraude detectado en la empresa Oceanografía.


Los órganos de control "aplican la normativa exclusivamente en todos los casos donde tienen conocimiento de irregularidades, no hacemos cacerías, no hacemos ninguna cacería" dijo.

El funcionario fue cuestionado sobre los señalamientos de Andrés Manuel López Obrador, quien aseguró que el caso -donde estarían involucrados hijos de Martha Sahagún- pretende ajustar cuentas con Fox para mantener su apoyo al presidente Enrique Peña Nieto.

Oliva agregó que no puede pronunciarse respecto a más sancionados o nuevas diligencias.  

Se revisaron los 9 contratos de esta empresa "y se determinó que las fianzas no se ajustaban a lo estipulado en los contratos y por eso se inició el procedimiento, donde la empresa alegó lo que a su derecho convenía se analizó por el órgano de control en Pemex y determinó la sanción e inhabilitación. Es lo que tenemos al día de hoy.

Recordó que debido a la sanción a la empresa involucrada no puede obtener contratos con la administración pública federal y si alguien hiciera alguna adjudicación sería indebido. (Carina García para El Universal)