sábado, 1 de febrero de 2014

16:52:00
Bajo Reserva | Periodistas EL UNIVERSAL | 1-II-14

ANTES de culminar su gobierno, el presidente panista Felipe Calderón comunicó al equipo del mandatario electo, Enrique Peña Nieto, que la clase política en Michoacán estaba contaminada por el crimen organizado. En la realidad, los alcaldes están colaborando o participando con los criminales, porque no les quedó de otra. La comunicación de don Felipe fue revelada por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en una reunión con senadores del PRI. El jefe de Bucareli aderezó la información con un “lo que debieron haber hecho es haber actuado en consecuencia”, nos dicen. En el mismo encuentro, don Miguel Ángel confirmó que el jefe del Ejecutivo tiene pendiente una visita a tierras michoacanas, para dar a conocer acciones de apoyo a la entidad.

LA FOTO del presidente Enrique Peña Nieto, conversando con el líder de la revolución cubana, Fidel Castro, fue el clímax de un proceso de 13 meses de trabajos diplomáticos, encaminados a reparar la relación bilateral. Desde el inicio de la actual administración, el mandatario mexicano dio la instrucción de arreglar las diferencias con la isla, generadas en los gobiernos panistas. Los cancilleres de ambos países sentaron las bases para la condonación de una buena parte de la deuda cubana con nuestro país y la invitación al presidente Peña para la visita de Estado. Ahora mismo negocian un viaje del presidente Raúl Castro a territorio mexicano, nos comentan. Hoy, los gobiernos beben tequila y bailan a ritmo de guaguancó.

A LA GUERRA de lodo en el PAN por la presidencia del partido se viene a sumar otra calamidad que hará sudar al dirigente Gustavo Madero y al grupo calderonista, encabezado por el senador Ernesto Cordero. ¿Cuál es esa desgracia? El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó a lo que queda del IFE una investigación del padrón azul, por una denuncia de que fue inflado con prácticas dignas de los “mapaches” electorales. En la trama, aparecen los nombres de una pareja muy conocida en el ambiente político del DF: la senadora Mariana Gómez del Campo y su ex compañero sentimental, el delegado en Benito Juárez, Jorge Romero, nos explican. Esto ocurre a la mitad el proceso de renovación de la dirigencia y el padrón es clave para la votación.

UNA NUEVA modalidad de extorsión encontraron los delincuentes: hacer llamadas a familiares de personas desaparecidas en el territorio nacional para solicitar depósitos bancarios o recargas a teléfonos celulares a cambio de darles datos sobre el paradero de sus seres queridos. Organizaciones civiles, como la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, han hecho las respectivas denuncias dirigidas al procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, en busca de una solución. El crimen organizado está buscando otras formas de sangrar a la población, nos comentan.

NI UNA COMA modificaron los diputados del PRD a su agenda legislativa en la reunión de Acapulco. En cambio, calentaron el ambiente sucesorio ante un mandatario estatal, Ángel Aguirre Rivero, que tiene un desastre en materia de seguridad. No faltaron las cartas amarillas en la mesa: el senador Armando Ríos Piter; la secretaria de Desarrollo Social, Beatriz Mojica, y el senador Sofío Hernández, el delfín de Aguirre, nos dicen. Don Armando ve una contienda difícil y comenzó a moverse para pedir el respaldo de la corriente Nueva Izquierda, comandada por Jesús Ortega. El punto es que todos se amarren las manos para que haya cancha pareja. ¿A poco?