sábado, 30 de noviembre de 2013

17:15:00
Bajo Reserva | Periodistas EL UNIVERSAL | 30-XI-13

MARCA DIABLO es el pleito que trae el coordinador parlamentario panista, Jorge Luis Preciado, con el canciller José Antonio Meade, por un supuesto acuerdo en el Pacto por México para incluir a personajes propuestos por el PAN en los nombramientos de embajadores y cónsules. El senador acudió ante el encargado de la política exterior para “hacer valer la palabra”, pero el jefe de la diplomacia contestó que no estaba enterado del asunto. Preciado registró la respuesta y fiel a su temperamento desconoció el jueves a Meade como interlocutor. Nadie lo sabía pero esta es la historia de por qué el azul ve con malos ojos al secretario de Relaciones Exteriores y la razón por la que están “atoradas” más de 16 ratificaciones de embajadores en el Senado. Tic, tac.

ES LA ÚLTIMA gira internacional del presidente Enrique Peña Nieto para 2013. El equipo de logística afina los detalles para una visita de Estado que hará el jefe del Ejecutivo a Turquía, del 14 al 19 de diciembre. Las ciudades en donde desarrollará sus actividades, nos adelantan en el equipo presidencial, serán Estambul y Ankara. Usted recordará que Los Pinos aplazó esta visita, programada para los primeros días de septiembre, por el conflicto bélico en Siria. Hubo que restañar cualquier malentendido, para reactivar este compromiso que hizo la diplomacia mexicana, nos comentan.

¿DE DÓNDE sacó Javier Corral que hay dictamen de la reforma energética?, se preguntaba un corajudo senador priísta. Esas afirmaciones dieron pie a que el PRD decidiera abandonar la mesa del Pacto por México, consideró el presidente de la Comisión de Energía, David Penchyna, quien rechaza que haya dictamen, como lo dijo el panista Corral. En tono muy alto, retó a don Javier a que muestre en público ese dictamen que, dice, dio el pretexto para que los perredistas salieran del pacto y suspendieran la reforma política. Con la chuza, los amarillos solo ganaron tiempo. Sin embargo, el legislador del PRI asegura que la transformación del sector energético pasará en el Congreso.

UNA DE las cabezas de la protesta del miércoles contra el incremento en la tarifa del Metro es activista y tiene un pasado perredista, ligado a la corriente de René Bejarano. El joven Ferrer Galván Acosta, quien estuvo en la manifestación frente al Antiguo Palacio del Ayuntamiento, ocupó la Dirección de Políticas de Abasto de la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito Federal, cuando su titular era Laura Velázquez Alzúa, una posición generada por el grupo bejaranista, nos dicen. Luego saltó a las filas de Movimiento Ciudadano, donde ocupa la Secretaría Nacional de Movimientos Sociales.

DESDE FINALES de la década de los 90, el PRI no da una, electoralmente hablando, en la Ciudad de México. Ahora, instalado en Los Pinos, el priísmo capitalino quiere salir del ostracismo, con un mayor empuje político en el DF. El delegado del partido, Manuel Andrade, propuso a su líder nacional, César Camacho, una lista de 16 diputados federales para que sean representantes especiales en la capital del país, y comiencen a hacer trabajo político rumbo a las elecciones de 2015. Don César avaló la lista y públicamente hizo un reconocimiento a los legisladores por el trabajo que desplegarán en las delegaciones. El problema es que apenas arranca y el legislador Isidro Moreno se bajó de la estrategia, nos dicen. ¿Qué malas caras vería?

0 comentarios:

Publicar un comentario