jueves, 26 de septiembre de 2013

16:45:00
CIUDAD DE MÉXICO, 26 de septiembre.- La salud cardíaca de los mexicanos está muy “grave” porque cada vez hay más personas con infartos en edades prematuras (antes de los 40 años) como consecuencia de modificaciones a su circulación causadas por el engrosamiento de las arterias, mencionó Pedro García Velázquez, coordinador de las actividades del Día Mundial del Corazón.


Tras concluir el Taller informativo: Toma la ruta a un corazón, impartido en la sede nacional de la Cruz Roja Mexicana, el experto mencionó que las enfermedades cardiovasculares provocan 70 mil muertes al año y son la primera causa de fallecimiento en el país. 

Indicó que no sólo afectan a las personas con obesidad o hipertensión, sino también a pacientes con arterias “normales”, pues en muchos casos las tienen engrosadas o presentan altos niveles de colesterol, un flujo lento de sangre u obesidad. 

Sin embargo, consideró, las personas que tienen mayor riesgo son aquellas con antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular, diabetes y obesidad. 

Otros factores de riesgo que pueden afectar a cualquier persona son: tener una presión alta, sobre peso u obesidad, colesterol elevado, fumar y consumir drogas. Sobre esto último, el también integrante de la Sociedad Mexicana de Cardiología indicó que factores como el consumo de cocaína y la heroína incrementan el riesgo de enfermedades cardíacas debido a que aumentan las palpitaciones del corazón y por tanto modifican la fisiología del músculo cardíaco. 

Sobre el tabaco, explicó que fumar favorece el daño de las arterias desde las primeras inhalaciones porque se reduce el diámetro de las arterias, sobre todo en el cerebro; se altera la frecuencia cardíaca, pues aumentan las palpitaciones, cuya consecuencia principal es la hipertensión. 

Cifras proporcionadas por los expertos indican que cada día mueren 287 mexicanos a causa de las enfermedades cardiovasculares, de los cuales 47 por ciento son mujeres, es decir, 138 personas del sexo femenino mueren a diario por esta causa y la probabilidad de fallecimiento de una mujer por algún padecimiento de este tipo es de una a tres, lo que convierte a estos males crónico degenerativos en la principal causa de deceso en las mexicanas. 

Al respecto, García Velázquez informó que el incremento en males cardíacos en las mujeres se debe a factores asociados a la menopausia debido a que disminuye su protección hormonal, pues al reducirse la producción de estrógenos, hormonas que ayudan a diversas funciones orgánicas, entre ellas que el corazón no sea tan vulnerable, se reduce su protección y se incrementa el riesgo de un accidente cardiovascular. 

De acuerdo con el especialista, la cardiopatía coronaria (estrechamiento de los pequeños vasos sanguíneos que suministran sangre y oxígeno al corazón) y la enfermedad vascular cerebral, que puede ser causada por un accidente embolico o la hemorragia cerebral que es cuando un vaso o una arteria del cerebro se rompe ya sea dentro del tejido cerebral o en las capas que cubren el cerebro, son los padecimientos más comunes en la población mexicana. 

En torno a los accidentes cerebrales, el ponente indicó que pueden ser letales y las personas que se recuperan quedan con secuelas neurológicas. Por este motivo, recomendó a toda persona hipertensa controlar adecuadamente su presión arterial, y en general, eliminar todos aquellos estilos de vida no saludables que dañen al corazón, las venas, las arterias y el cuerpo humano en general. 

Por su parte, Joel Rodríguez, médico internista y endocrinólogo, comentó durante su participación que “un gran reto en este Día Mundial del Corazón es brindar las herramientas necesarias para lograr un cambio en los hábitos diarios y prevenir los factores de riesgo como la diabetes, ya que el exceso de azúcar en la sangre daña los vasos sanguíneos pudiendo causar un infarto”. 

A fin de evitar estos daños, sugirió incluir en la dieta el ácido docosahexaenoico, disponible en alimentos con omega 3, ya que se ha comprobado que beneficia la salud cardiovascular y reduce el riesgo de eventos coronarios, muerte por enfermedades cardíacas y enfermedades cardiovasculares, pues ayuda a mantener niveles normales de triglicéridos en la sangre y ayuda a regular la frecuencia cardíaca y presión arterial, además de proteger contra el infarto isquémico. 

Con el lema “Toma la ruta a un corazón saludable”, las actividades del Día Mundial del Corazón, a celebrarse el próximo 29 de septiembre, están enfocadas a difundir información para educar a la sociedad sobre la prevención a través de una alimentación saludable, impulsar hábitos diarios como hacer ejercicio y visitar regularmente al médico para prevenir, crear conciencia tanto en hombres como en mujeres y evitar las enfermedades relacionadas con el corazón. (Leonardo Bastida Aguilar para NotieSe)

0 comentarios:

Publicar un comentario