lunes, 5 de agosto de 2013

22:27:00
LEÓN, Guanajuato, 5 de agosto.- Tres homicidios –dos de ellos de mujeres– fueron reportados este día, con lo que ascienden a 11 los asesinatos denunciados en sólo cinco días que van del mes de agosto en la ciudad de León.

Foto: Periódico Correo

Las dos mujeres fueron encontradas muertas por puñaladas y golpes en sus propios domicilios, en hechos aparentemente vinculados a robos, según indicaron las autoridades.

En lo que va del año, en el estado de Guanajuato han sido denunciados 32 feminicidios, de los cuales 13 se cometieron en León.

Sanjuana Gómez, de 65 años, fue encontrada alrededor de las nueve de la mañana por su esposo, apuñalada en el piso de su domicilio, ubicado en la colonia Presidentes de México, cuando éste regresaba de dejar a uno de sus hijos en la escuela.

La víctima tenía varias puñaladas en distintas partes del cuerpo. El esposo pidió ayuda a emergencias y socorristas de la Cruz Roja, pero la mujer ya había fallecido por una herida en el cuello.

El jefe de Zona de la Procuraduría de Justicia estatal,  Arturo Jiménez, informó que el esposo de la mujer notificó que faltaba un televisor de la casa, por lo que se estableció el robo como un posible móvil.

Horas antes, a las 3:30 de la madrugada, se informó a las corporaciones de seguridad del homicidio de otra mujer, Catalina Contreras, de 50 años, en su casa ubicada en la comunidad de La Sandía.

La mujer, que vivía sola y tenía una tienda en su domicilio, recibió varios golpes en la cabeza y también heridas con un arma blanca en los brazos. Fue hallada por familiares, quienes se dieron cuenta de que faltaba una caja en la que guardaba el dinero.

También en las primeras horas de este lunes, la Policía Municipal recibió el reporte de que un hombre fue encontrado sin vida y con varios impactos de bala en las calles Río Mayo bulevar Paseos de Jerez, en la colonia Santa Julia.

El jefe de Zona de la Procuraduría indicó que cerca del cuerpo se hallaron por lo menos nueve casquillos percutidos de calibre .22. El hombre no había sido identificado.

Apenas el sábado, un ataque de hombres armados dejó tres víctimas mortales en un bar, y otro joven de 17 años murió tras ser herido en una batalla campal desatada en una fiesta infantil. (Verónica Espinosa para Proceso)