sábado, 24 de agosto de 2013

16:58:00
MADRID, España, 24 de agosto.- Bob Dylan es ese personaje carismático que se ha convertido en el icono de toda una época y en figura importante e imprescindible de la cultura actual. Aunque algunos pensaban que su último disco, Tempest, era el último, al establecer un paralelismo con la obra de Shakespeare, que quedó cerrada con La tempestad, y por su aire testamental, vuelve a la carga con un nuevo álbum. Eso sí, una reedición de Self Portrait, fracaso estrepitoso en su día. Además, está de actualidad también porque la National Portrait Gallery de Londres inaugura una exposición, inédita en el Reino Unido, que contiene los retratos en pastel que ha dibujado por él mismo.

Las 12 nuevas pinturas reunidas son los últimos retratos de estudio que ha hecho el artista, que lleva pintando desde la década de los 60, pero hace escasamente 6 años, al sufrir un accidente de moto, fue cuando debutó en las galerías y quiso acercar sus pinceladas al público.

El cantante de 72 años, que publicará un nuevo disco el 27 de agosto, aprovecha el momento para exponer sus pinturas en Londres. Una rareza en la National Portrait Gallery, que acostumbra a exponer la historia del Reino Unido con artistas nacionales. Pero Dylan es considerado una de las figuras clave, tanto en Europa como en América, de modo que no resulta extraño verle en la galería londinense. Tal y como dice el director de la pinacoteca Sandy Nairne, "Bob Dylan es una de las figuras culturales más influyentes de nuestro tiempo. Siempre ha creado obras muy visuales, tanto con su música, sus letras y pinturas. Estoy encantado de poder compartir estas doce obras en la National Portrait Gallery".
Nina Felix

La exposición lleva el título de Bob Dylan: Face Value. En ella se exhiben retratos faciales, con una amalgama de características que el poeta estadounidense ha recopilado y perfilado a lo largo de su vida creando piezas a través de su memoria e imaginación con algunos retratos reales y otros ficticios. Como dice el historiador del arte John Elderfield, quien ha sido una de las piezas claves a la hora de llevar la exposición a Londres, sus pinturas son como sus canciones: "productos que vienen de la misma extraordinaria e inventiva imaginación, la misma mirada y mente del mismo contador de historias para quien contar y mostrar no son fácilmente separables".

Skip Sharpe

Esta no es la primera exposición del artista. En 1994 se publicó una serie de sketches bajo el nombre de Drawn Blank, en 2007-2008. Una colección de témperas y acuarelas fueron expuestas en la galería Kunstsammlungen Chemnitz en Alemania que fue exhibida después en Halcyon Gallery de Londres. Otra de sus muestras fue The Brazil Series que estuvo en Copenague en el año 2010, seguida por la polémica The Asia Series que se pudo ver en la Galería Gagosian de Nueva York en 2011. Así como The New Orleans Series fue estrenada en el Palazzo Reale de Milán en el 2013. En junio de ese mismo año, saltó una nueva polémica que rodeaba la figura del artista ya que, al parecer, el cantante se encontraba en el Central Park de Nueva York pintando a unas mujeres que hacían top-less. Nadie ha conseguido afirmar que fuera el propio Dylan quien estaba allí, pero es cierto que el cantautor de Minnesota acostumbra a saltar la alarma de la moral vigente, al menos, una vez al año.


El autor de Like a Rolling Stone, vendido 110 millones de discos y cuenta con más de 600 canciones divididas en 46 álbumes, cambia micrófono por pincel y viceversa. Pero sus dotes de pintor no son acogidas positivamente por todos los públicos. Tiene muchos detractores que opinan que debería dedicarse tan solo a cantar y componer. Incluso fue acusado de plagiar las fotografías de Henri Cartier-Bresson y León Busy en sus pinturas, a lo cual respondió a la crítica con un "sois unos nenazas y blanditos". Contundente.

Además, el artista no es de los que se dejan intimidar por los ataques. El álbum que publicó en junio de 1970 bajo el título Self Portrait obtuvo los peores juicios que ha escuchado el cantante. Desde "What is this shit?" como comienzo a un artículo en la Rolling Stone americana a una nota de C plus en la Village Voice, se convirtió en el primer trabajo de Dylan que consiguió dividir a la crítica pese a que obtuviera la apreciación de sus seguidores. No obstante, se aventura a sacar un nuevo disco titulado The bootleg, series 10. Another self portrait, un gesto de autoafirmación frente a los juicios negativos, con el que mostró su firme carácter. El artista hace lo que le gusta y así lo muestra.

La edición del disco será especial, como un cajón de sastre en el que se incluirán 35 piezas, entre las cuales encontraremos canciones inéditas que el autor escribió entre 1969 y 1971 y que nunca vieron la luz. Así como el tema Pretty Saro, una adaptación de la popular canción británica que grabó seis veces pero nunca llegó a publicar y que para su comercialización Jennifer Lebau ha montado un vídeo con imágenes de los años 40 y 60.

Los fans de Dylan están de enhorabuena ya que la edición del nuevo álbum tendrá dos formatos disponibles. El primero de ellos es un doble disco y el segundo se compone de un set de cuatro discos que incluye, por primera vez, la actuación completa de Bob Dylan en Isle of Wight Festival con The Band el 31 de agosto de 1969. Empaquetado en un estuche incluirá, también, una edición deluxe con una versión remasterizada del disco Self Portrait de 1970, complementado con dos libros que contienen notas revisionistas acerca de aquel artículo de Greil Marcus que rezaba con la famosa cita "¿Qué es esta mierda?"

Y por si fuera poco, ya hay algunas fechas confirmadas para verle en directo. La gira comenzará en el norte de Europa e irá bajando hacia Italia hasta concluir en el aclamado Royal Albert Hall de Londres. De momento no hay fecha prevista en España. (elcultural.es / npg.org.uk)