sábado, 10 de agosto de 2013

08:30:00
PUEBLA, 10 de agosto.- El Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw) votó en contra de la aplicación del esquema laboral “4 por 3” en la planta armadora alemana, ubicada en Puebla.


Con esta decisión, a partir de septiembre unos mil 300 trabajadores eventuales se quedarán sin empleo, cuando no se les renueve el contrato. El Sitiavw estableció que esto influenciará en la revisión salarial correspondiente a este año, y cuyo emplazamiento a huelga vence el próximo 18 de agosto.

La decisión, de acuerdo con el líder del Sitiavw, Antonio Flores Trejo, obedeció a una desconfianza del personal de base hacia la directiva de Volkswagen debido a que hace 10 años, cuando se aplicó este mismo esquema de cuatro días de trabajo por tres de descanso, la empresa incumplió y eliminó los empleos tanto de eventuales como de obreros de planta.

En tanto, el vicepresidente de Relaciones Corporativas de Volkswagen de México, Thomas Karig, afirmó que estos obreros podrán regresar a laborar en 2014, con la incorporación de un nuevo proyecto automotriz.

Flores Trejo ofreció una conferencia de prensa en la que aseguró que el segmento de KS2, que es el que abastece de hojalatería, pintura y montaje de los modelos Beetle y Jetta Clásico que se producen en Puebla, hay 3 mil trabajadores y era donde la empresa pretendía aplicar el “4 por 3”.

De este total, participaron 2 mil 100 trabajadores de los cuales 70 por ciento votó en contra y solo 30 por ciento a favor.

Flores Trejo expuso que la empresa había decidido eliminar mil 300 puestos eventuales ante la contracción del mercado automotriz europeo y la modificación de los proyectos de la planta; sin embargo, el sindicato ofreció buscar un esquema para evitar la eliminación de esas fuentes de trabajo.

Las pláticas entre el Sitiavw y la empresa derivaron en el esquema “4 por 3”, es decir, cuatro días de trabajo por tres de descanso entre los meses de septiembre y diciembre de este año. Además, recalcó Flores Trejo a los trabajadores de base se les pagaría la semana completa, pero en diciembre se les descontarían dos días de aguinaldo, y en 2014 tendrían que reponer seis días laborales.

Pero la desconfianza a la directiva de la empresa fue lo que influyó en el voto de los obreros de planta, que finalmente decidieron rechazar la propuesta.

“Es un sindicato democrático y se privilegió la voluntad de la mayoría, que no quiso que se repitiera lo de hace una década”, subrayó el dirigente sindical.

Agregó que los propios eventuales pudieron votar e incluso la comisión negociadora del incremento salarial participó como observadora de los comicios, para dar fe de su legalidad.

Por otra parte, Volkswagen afirmó que bajó su producción en este año por lo que descartó obtener los “resultados extraordinarios” que obtuvo esta armadora en 2012.

Thomas Karig aseguró que actualmente se producen 2 mil 175 automóviles por día en la planta poblana, pero a partir de septiembre habrá una reducción a 2 mil 70 vehículos diarios. (La Jornada)

0 comentarios:

Publicar un comentario