domingo, 9 de junio de 2013

22:15:00
PARÍS, Francia, 9 de junio.- Un hombre de 91 años falleció en la ciudad francesa de Marsella tras consumir un medicamento equivocado como consecuencia de un error de embalaje cometido en el laboratorio farmacéutico Teva, se informó hoy en esta capital.

El anciano tomó durante varios días un somnífero, en lugar del diurético recetado por su médico, lo que le habría provocado un edema pulmonar grave.

La víspera la Agencia Nacional de Seguridad de Medicamentos (ANSM) advirtió sobre la existencia unas 200 mil cajas etiquetadas como Furosemida de 40 miligramos, las cuales en realidad contienen Zopiclone de 7.5 miligramos.


De acuerdo con las autoridades de Marsella, en la vivienda del hombre se encontraron varias tiras a medio consumir con el medicamento cambiado y otras rellenadas correctamente.

El lunes se realizará la autopsia para saber si existe un vínculo directo entre la muerte del anciano y el error de la filial francesa de Teva, informó la Procuraduría de Justicia en ese puerto del mar Mediterráneo.

El somnífero en cuestión no es mortal en sí mismo, pero debido a la edad avanzada de la víctima, toda equivocación en la administración de medicinas puede acarrear problemas graves, precisó la institución.

La ANSM puso un teléfono de urgencia a disposición de todas las personas que consumen el diurético fabricado por ese laboratorio para hacer cualquier tipo de consulta. (PL)

0 comentarios:

Publicar un comentario