domingo, 14 de julio de 2019

04:17:00
CHICAGO, 14 de julio de 2019.- Miles de estadounidenses, migrantes y defensores de los derechos de esa comunidad colmaron la Plaza Daley, en el Centro de Chicago, para protestar por la aplicación de las redadas contra los indocumentados ordenada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y previstas para que den inicio hoy.

Mientras que el viernes hubo manifestaciones similares en Los Ángeles y en San Francisco, California, contra el operativo para detener a personas indocumentadas, ayer una concentración cercana a las 10 mil personas salió a las calles de Chicago, ciudad declarada como santuario por acoger a este grupo, para rechazar las medidas antiinmigrantes de Trump.

Los manifestantes partieron de la sede de la alcaldía rumbo a las oficinas de Inmigración federal y mientras desplegaban carteles en los que se leía “Cierren los campos de concentración”, en referencia a las instalaciones donde son recluidos migrantes en la frontera, en particular niños.

El viernes, la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, quien no participó en la protesta de ayer para recorrer varios vecindarios, anunció el reforzamiento de las medidas de protección que ofrece la ciudad a los indocumentados.


Ese mismo día, las protestas contra las redadas previstas en Chicago y otras nueve ciudades del país con gran concentración de inmigrantes, iniciaron con vigilias de Luces por la Libertad, en otras zonas de Illinois, como Aurora, Galena, Waukegan y Oak Park.

También, cientos de neoyorkinos protestaron en Manhattan por los planes del Gobierno federal para repatriar a migrantes que tienen órdenes de deportación.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, advirtió que esa ciudad no cooperará con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), encargado de las redadas. El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, llamó a los extranjeros necesitados a contactar una línea telefónica establecida para ayudarlos.

Anuncia Segob defensa de connacionales por redadas

Ante el anuncio del inicio de las redadas masivas en diferentes ciudades de Estados Unidos hoy para detener y deportar migrantes, la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, confirmó que el Gobierno mexicano estará pendiente y defenderá a los paisanos residentes en ese país a través de los 50 consulados que hay en aquella nación.

“Vamos a defender a nuestros connacionales a través de nuestros consulados”, dijo la encargada de la política interior.

De cumplirse la amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de llevar a cabo redadas y deportaciones en contra de migrantes, las acciones comenzarán hoy, por lo que el Gobierno de México instruyó a sus 50 consulados y sedes diplomáticas en ese país -que sí laborarán el fin de semana- a utilizar su fondo de contingencia, que es, en promedio, de dos millones de dólares.

Además, activó un equipo de 400 abogados y reforzó la campaña Conoce tus Derechos para evitar violaciones a las garantías y derechos de los connacionales.

Esa campaña, además de informar sobre cómo proceder ante una eventual detención y conocer las garantías que amparan a los mexicanos, hace hincapié en la necesidad de tomar medidas preventivas como designar a tutores si las familias son separadas.

Sánchez Cordero dijo que México está regularizando a la población migrante y solamente se está deportando o devolviendo a sus países de origen a los centroamericanos que no han querido poner en regla su situación.

En este contexto, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, dijo que se opone a las redadas que solamente contribuirán a los planes de Donald Trump.

Dijo que este tipo de acciones van en contra de los tratados internacionales. “Eso es más importante. Me opongo radicalmente, estoy en contra de cualquier acción del Gobierno que contribuya a los planes de Trump. Están por delante los tratados internacionales y nada menos que el Artículo 11 de la Constitución nacional que prohíbe impedir el tránsito libre de las personas. Eso no es legal y es contrario al interés nacional”.

Muñoz Ledo insistió en que está en contra de la “persecución” que hace México con los centroamericanos y recordó que en un artículo le dice a Sánchez Cordero que es una “especie de unidad carcelaria”. (El Universal)

0 comentarios:

Publicar un comentario