martes, 30 de julio de 2019

08:06:00
CIUDAD DE MÉXICO, 30 de julio de 2019.- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) buscará reactivar a la economía con más de 485,000 millones de pesos, ante los efectos que está percibiendo por una desaceleración económica a nivel global.

“Hay un contexto internacional complicado, todos los países están preparándose para tomar medidas. Mañana se reúne el consejo de la Fed (Reserva Federal), los analistas esperan una reducción de la tasa de interés. Nosotros estamos preparándonos para darle un empujoncito a la actividad económica”, señaló el funcionario en rueda de prensa.

En conferencia de prensa ayer, Arturo Herrera, titular de la dependencia, indicó que dichos recursos no tendrán un impacto presupuestario y servirán para darle un “empujoncito” a la economía a través de infraestructura, impulsando la inversión física pública y el consumo, y adelantando contrataciones de este año y compras del 2020.

“Teníamos que iniciar un programa que tratara de apoyar de manera inmediata el dinamismo de la economía ante un contexto internacional complicado, estamos preparándonos para darle un empujoncito a la actividad económica”, expresó.

Arturo Herrera, secretario de Hacienda. 


Para infraestructura informó que se destinarán 50,0000 millones de pesos para 18 proyectos del sector carretero, hidráulico, transporte y desarrollo urbano, así como para telecomunicaciones y el manejo de residuos sólidos.


De los recursos, 80% provendrá del sector privado a través de Asociaciones Público Privadas o concesiones; el resto del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y de aportaciones estatales.

Entre los proyectos de infraestructura se encuentra el Sistema Integral para el Manejo Ecológico y Procesamiento de Desechos en Nuevo León, al cual se le destinarán 10,000 millones de pesos; también, el proyecto de transporte urbano en Ciudad Juárez tendrá 2,000 millones; y la Planta Desaladora Los Cabos, en Baja California Sur, contará con 1,000 millones de pesos.

Javier Jiménez Espriú, titular de Comunicaciones y Transportes, comentó que este mismo año iniciarán las obras de cinco proyectos carreteros que absorberán recursos por 20,000 millones de pesos.

Herrera señaló que los apoyos al capital productivo (inversión física) consideran un monto de 320,0000 millones de pesos.

“Nada de esto tiene un impacto en el presupuesto. Los recursos ya los teníamos en el Fonadin, pero no estaban siendo utilizados y van a ser complementados con recursos del sector privado”.
Créditos para viviendas y apoyo a pymes

José de Luna Martínez, titular de la Unidad de Banca de Desarrollo, añadió que para impulsar el crédito y consumo se llevarán a cabo seis acciones para otorgar créditos.

“La primera de estas acciones tiene que ver con el crédito al consumo, a través del Fonacot se van a otorgar 1.2 millones de créditos para los trabajadores, con el fin de que puedan pagar útiles escolares y uniformes”.

Detalló que estos créditos estarán disponibles a través de las ventanillas del Fonacot y las tasas de interés que cobre serán en un rango de 16 a 22% anual, “de las más bajas en el mercado”.

También, expresó que la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) lanzará, en la primera semana de septiembre, créditos hipotecarios para trabajadores con ingresos mixtos.

“Muchos trabajadores además de tener un empleo formal también realizan otras actividades en la economía informal, algunos son taxistas o comerciantes. Con este programa se podrán juntar todos estos ingresos para que puedan tener acceso a un crédito de vivienda nueva o usada por hasta 1.5 millones de pesos”.

Para ello, la SHF trabajará con bancos como HSBC. “Esperemos que en los meses subsecuentes otras instituciones bancarias también participen”, destacó

Para las pymes, expuso que tanto Nafin como Bancomext abrirán nuevas líneas de créditos y programas de garantías para apoyar a todos los intermediarios financieros que otorgan créditos a las micro y pequeñas empresas.

“A través de este programa se pretende llegar a más de 130,000 pymes, así como a 370,000 micronegocios con una derrama esperada de 270,000 millones de pesos en los próximos meses”.

Otra de las acciones consiste en agilizar los créditos de empresas que atienden a sectores estratégicos en el país.

“Se abrirá una ventanilla única en Nafin y Bancomext para agilizar el proceso de análisis, aprobación, y otorgamiento de créditos. Nafin atenderá a todos los contratistas de Petróleos Mexicanos y proveedores del gobierno federal que requieran financiamiento; mientras que Bancomext atenderá los proyectos de los sectores de energía y minería”.

También, mediante el Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura se beneficiará a más de 500,000 productores del sector agroalimentario de la región sur-sureste del país, ya que otorgará financiamiento hasta por 50,000 millones de pesos.

Adelantarán licitaciones

Con respecto al tema de adelantar las compras y licitaciones del 2019 y del 2020, Herrera comentó que se destinarán 116,000 millones de pesos.

“Lo que vamos a hacer es adelantar las licitaciones del 2020 en agosto, septiembre y octubre de este año para que las empresas que resulten ganadoras empiecen a invertir, lo que va a generar contratación de empleos y consumo”.

El secretario manifestó que estas acciones tendrán un impacto inmediato en este año. Consideró “arbitraria” la definición de que una economía está en recesión si registra dos trimestres consecutivos con bajo crecimiento. “La mayor preocupación verdadera es que hay una desaceleración económica global”.

A la pregunta de si modificarán su expectativa de crecimiento de un rango entre 2.1 y 1.1%, respondió:

“Hacienda de manera tradicional ajusta en diversos momentos en el tiempo sus pronósticos, siempre sus pronósticos pueden quedar por arriba o por abajo. El momento más importante en que se decide el ajuste es el 8 de septiembre, cuando se presenta el Paquete Económico”.
Para mejoras a carreteras, 20,000 millones de pesos

A cambio de extensiones de plazo en sus concesiones carreteras, cinco empresas privadas invertirán este año en México 20,000 millones de pesos en mejoras o ampliaciones de las carreteras que ya tienen concesionadas, informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Este mecanismo denominado desdoblamiento de concesiones consiste en asociar nuevos proyectos a los ya existentes, lo que permite dar continuidad a la extensión de una autopista determinada en su longitud y su zona de influencia.

El primer proyecto es el libramiento de Ixmiquilpan, de 32 kilómetros, que tendrá una inversión de 2,950 millones de pesos y que formará parte de la autopista de Durango-Yerbanís, que será ejecutado por la empresa Coconal.

Con una inversión de 6,800 millones de pesos, la empresa Roadis, que tiene a su cargo la autopista Monterrey-Saltillo, construirá el viaducto urbano Santa Catarina, con una longitud de 7.9 kilómetros.

El tercer proyecto es la ampliación a tres carriles, en 30 kilómetros, del tramo Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal, de la carretera Arriaga-Ocozocoautla, que será ejecutado por la empresa Aldesa, al que destinarán 900 millones de pesos.

Por su parte, la Red de Carreteras de Occidente construirá tres: la de Ecuandureo a La Piedad, que son 39 kilómetros de carretera, con una inversión de 1,530 millones de pesos; el Libramiento de Lagos de Moreno, de 25 kilómetros, que requerirá recursos por 1,400 millones de pesos; y la carretera Zitácuaro a Maravatío, de 71 kilómetros de longitud con una inversión de 3,070 millones de pesos.

Por último, la empresa Meta, que tiene a su cargo la vialidad alterna de San Luis Potosí a Matehuala, construirá una vialidad que irá de Ventura a El Peyote, con 37 kilómetros y 4,200 millones de pesos de inversión. (El Economista / Proceso)

0 comentarios:

Publicar un comentario