sábado, 6 de julio de 2019

13:17:00
CIUDAD DE MÉXICO, 6 de julio de 2019.- El presidente municipal de Cuauhtémoc, Chihuahua, Carlos Tena, realizó un experimento social en el que se vistió como una persona en situación de calle para solicitar ayuda en oficinas gubernamentales.

De primera mano el funcionario constató la discriminación que hace el personal del municipio. 

Imitando un programa de televisión estadounidense, Tena también fingió usar una silla de ruedas para acudir al Ayuntamiento municipal. 


El edil usó una sudadera oscura y deslavada, lentes de sol y un vendaje en el rostro del lado izquierdo para evitar que su rostro fuera reconocido.

El funcionario fue a al oficina de Desarrollo Social donde solicitó una despensa. Relató que fue completamente ignorado, a excepción de una empleada que le ofreció un yogurth. 


Luego, se dirigió a su propio despacho con la misma solicitud, ahí también fue rechazado por los funcionarios. 

Al final, Carlos Tena se quitó el disfraz en medio de su despacho ante el asombro de sus empleados.

Posteriormente, anunció que tomará medidas contundentes para evitar que las personas que vayan a solicitar ayuda sean ignoradas o discriminadas. (Eje Central)

0 comentarios:

Publicar un comentario