sábado, 2 de marzo de 2019

16:40:00
SAO PAULO / SAO BERNARDO DO CAMPO, 2 de marzo de 2019.-El expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva salió temporalmente de prisión para asistir este sábado al velatorio de su nieto Arthur, que murió este viernes a los siete años por una meningitis. Cerca de las 11.00, Lula llegó al cementerio Jardín de la Colina, en São Bernardo do Campo, su cuna política en el Gran São Paulo, escoltado por la Policía Federal. Parientes, amigos, líderes políticos como Dilma Rousseff y Fernando Haddad y centenares de seguidores, según la agencia AFP.

Lula salió de la cárcel en Curitiba, donde se encuentra preso desde abril del año pasado, a las siete de la mañana y continuó en helicóptero hasta el aeropuerto de la ciudad, desde donde tomó un avión cedido por el Gobierno del Estado de Paraná rumbo a São Paulo. Es la segunda vez que el expresidente deja su celda, donde cumple dos condenas por corrupción. En noviembre, abandonó también la cárcel brevemente para declarar en uno de los casos judiciales que pesan sobre él. El exmandatario estuvo poco menos de dos horas en el velatorio. Abandonó el lugar sobre las 13.00 (hora local) y tres horas después ya se encontraba de nuevo en su celda en Curitiba.

El pequeño Arthur fue internado ayer con un cuadro febril a las siete y veinte de la mañana y dejó de existir cinco horas más tarde debido a una meningitis meningococa, indicó el parte médico del Hospital Bartira de Santo André, en el Gran San Pablo. 

No hubo incidentes en una jornada con alta carga emocional en la que Lula solo estuvo expuesto al público y a la prensa durante unos momentos —más delgado, con el rostro abatido y sin esposas—. Después de la entrada del petista en el cementerio, los agentes de seguridad cerraron las puertas del lugar, por lo que muchos asistentes no pudieron entrar al velatorio. "Lula, estamos juntos", gritaban los partidarios.

Antes que Lula, alrededor de las 9.30, llegó la expresidenta Dilma Rousseff. El exmandatario también estuvo acompañado por otros dirigentes políticos del Partido de los Trabajadores. "Lula lloró al despedirse de todos. Ante su nieto, prometió que probaría su inocencia y esperamos que eso ocurra cuanto antes", contó el exsenador Eduardo Suplicy, del PT. Horas después, en la página web oficial de Lula se subrayaron estas declaraciones. Se publicó una nota, según la cual Lula asegura al juez que le condenó a prisión, Sergio Moro —hoy ministro de Justicia del Gobierno Bolsonaro—, que, en el nombre de Arthur, probaría que se ha cometido una injusticia con su caso.

Lula a su llegada al cementerio de São Bernardo do Campo. MIGUEL SCHINCARIOL (AFP) 

Lula fue autorizado por la justicia brasileña para asistir al velatorio gracias a la ley de ejecución penal, que permite a los detenidos salir de la cárcel, bajo vigilancia, para asistir al velatorio del cónyuge, hermanos, ascendientes, descendientes o compañeros. A finales de enero, el expresidente Lula perdió a su hermano Genival Inácio da Silva, El Vavá, de 79 años, víctima de un cáncer de pulmón. La defensa pidió entonces la liberación de Lula para acudir al entierro, pero dos jueces se lo denegaron con el argumento de que no había tiempo hábil para la logística que exigía la escolta policial del exmandatario. A última hora, el presidente del Supremo Tribunal Federal, Antonio Días Toffoli, aceptó la solicitud. Pero la respuesta llegó en el momento en que su hermano ya había sido enterrado, por lo que Lula no acudió.

Arthur era hijo de Marlene Araújo y Sandro Luis Lula da Silva, que fue el encargado de llamar al expresidente para ponerlo al tanto de la tragedia.

Arthur Araújo Lula da Silva era hijo de Marlene Araújo Lula da Silva y de Sandro Luis Lula da Silva, hijo del expresidente y de la ex primera dama Marisa Letícia, fallecida en febrero de 2017. El nieto del expresidente murió a primera hora de la tarde de este viernes en el Hospital Bartira, en Santo André (Gran São Paulo). La meningitis es una infección causada por la bacteria Neisseria meningitidis que puede causar inflamación en las membranas que revisten el sistema nervioso céntrico y avanzar hacia una infección generalizada. (HELOÍSA MENDONÇA
y JOANA OLIVEIRA / El País)

0 comentarios: