lunes, 4 de marzo de 2019

01:14:00
MÉRIDA, Yucatán, 4 de marzo de 2019.- Carta abierta al Gobernador Mauricio Vila Dosal, Erica Beatriz Millet Corona, Secretaria de la Cultura y las Artes de Yucatán, Javier Álvarez Fuentes, Director General de la Escuela Superior de Artes de Yucatán, Leticia Fernández Vargas, Directora Escuela Superior Artes Visuales, Irving Berlin Villafaña, autoridades competentes, comunidad artística y público en general.

Después de largas consideraciones, he decidido usar este medio para resolver de manera directa e inmediata la censura que se ha impuesto sobre el mural "Cenote de Sueños", en el vestíbulo de la antigua estación de Ferrocarriles, hoy Escuela Superior de Artes Visuales de la ESAY. Mi petición es que la pared falsa que se ha sobrepuesto sobre el mural sea removida y se dé fin al ocultamiento de una obra de arte de la vista del público. En el caso de que las autoridades de la ESAY se opongan a esta petición, como lo han declarado a la prensa en repetidas ocasiones, solicito que el mural sea retirado de la ESAY y puesto a disposición de autoridades competentes para que sea instalado en otro sitio donde se demuestre respeto hacia la cultura, el arte y hacia los artistas. 


Esta obra fue realizada en el 2006-2007 con fondos de la fundación Fulbright-García Robles, de la cual fui becaria, para entablar un intercambio cultural entre la comunidad artística Mexicano-Americana y la yucateca por medio de la ESAY.  El mural “Cenote de Sueños” fue el fruto de este intercambio, y el resultado de mi trabajo como artista y docente y un grupo destacado de estudiantes de la ESAY. Las becas Fulbright tienen como propósito aumentar la comprensión mutua entre las personas de diferentes países por medio del intercambio educativo y cultural.

Se ha informado en la prensa y televisión sobre mi posición ante la censura de esta obra tomada arbitrariamente por el entonces director de la escuela de Artes visuales, Saúl Villa Walls. Decisión ahora respaldada por el director de la ESAY, Javier Álvarez Fuentes, quien sostiene que el mural fue cubierto porque así lo “decidieron el claustro de maestros con la anuencia de la dirección de artes visuales y la Dirección General”. Parece que esta “decisión colegiada” no tomó en cuenta a todos los miembros del cuerpo docente de la ESAY ni a la comunidad a la cual el mural está dirigida.  Algunos profesores y estudiantes de esa institución que estuvieron presentes en el momento de la censura, declaran no haber sido consultados y ni siquiera haber sido informados de consulta alguna al respecto. La ESAY afirmó el 20 de febrero, por medio de la prensa, que han tomado la decisión de mantener el mural cubierto de la vista del público.

A los estimados lectores de esta carta, muchos de los cuales se sienten indignados y ofendidos por la postura de la ESAY, el “Cenote de sueños” es un récord histórico del establecimiento de la primera escuela superior de las artes en Yucatán y el producto de la colaboración entre la primera generación de estudiantes y una institución de carácter internacional como lo es la Fulbright. Las imágenes del mural conforman un paisaje complejo de múltiples estratos, se construyen sobre un cenote que supuestamente existe en la antigua estación de ferrocarriles y se van enlazando alrededor de un arco maya enmarcado por una trenza enorme y el rostro y las fauces del jaguar de Ek Balam. Los diferentes motivos rinden homenaje a la cultura maya y al paisaje clásico de la península yucateca con sus albarradas de piedra y torres eléctricas que se van expandiendo sobre la selva baja. Imágenes que conectan el pasado con el futuro. La perspectiva de la estación proviene de documentación histórica fotográfica de la inauguración de la estación en 1920, en ella se encuentran locomotoras gigantes y ferrocarrileros descalzos, se complementa con artistas del performance que se balancean sobre una de las máquinas como si fuera una escenografía para las artes escénicas; arriba de esta actividad humana, el cielo como una bóveda de estrellas ilumina a estos seres del pasado ferrocarrilero y el presente artístico.

Uno de los objetivos declarados de la ESAY es: “Acopiar, preservar, documentar y difundir el patrimonio artístico y sus manifestaciones.” Y la SEDECULTA  también tiene entre sus objetivos: “Contribuir a la Preservación del Patrimonio Cultural en sus diversas manifestaciones”. La condena a la desaparición del mural "Cenote de Sueños" va en contra de esos objetivos que supuestamente estas instituciones se proponen como metas a realizar. Por estas razones y en vista de estas decisiones arbitrarias, sin fundamento y hasta vergonzosas que considero graves dado que provienen de personas que ostentan cargos en la ESAY, y ahora en SEDECULTA, me veo obligada a dirigirme a ustedes para el rescate y rehabilitación del mural para su difusión ya sea en la ESAY o en otro espacio que no sea dicha institución.

Gracias.

Atentamente,

Juana Alicia

Más información sobre la obra en este enlace.

0 comentarios: