domingo, 3 de febrero de 2019

05:09:00
FRISCO, Texas, 3 de febrero de 2019.- Tras 11 meses de ausencia del ring por una fractura de mandíbula que sufrió ante Scott Quigg, Óscar Valdez triunfó anoche en siete episodios ante el italiano Carmine Tommasone, quien recibió un poderoso golpe curvo de derecha para terminar el martirio ante el mexicano.

Valdez, peligroso por su poder y resistencia, hizo lo necesario para culminar con el invicto del italiano. En los primeros rounds, el mexicano comenzó a inclinar la balanza, pero no fue hasta el cuarto giro que mandó a la lona a su contrincante, quien se levantó pese a estar “viendo estrellas alrededor de su cabeza”.

Poco a poco, Valdez empezó a entrar en el combate y en el cuarto asalto empezó a soltarse. (AP)

El pleito siguió y los pugilistas se brindaron en el encordado, siendo Valdez el ganador en los rounds quinto y sexto.

Para el séptimo, el azteca tomó al europeo a contrapié, metió un upper de derecha que aterrizó en la mandíbula del italiano, quien no supo más, para caer derrotado en la lona.


El de Sonora retuvo así su cetro pluma de la Organización Mundial de Boxeo. Al final de la contienda el mexicano afirmó haberse bajado satisfecho, pero con puntos que tendrá que mejorar para seguir progresando en el boxeo profesional.



Al finalizar el combate Tommasone protagonizó la anécdota de la velada al entregar  a su novia un 
anillo de compromiso. (Azteca Deportes / Solo Boxeo)

0 comentarios: