jueves, 7 de febrero de 2019

18:02:00
MÉRIDA, Yucatán, 7 de febrero de 2019.- El mal uso de la tecnología ha dejado un gran vacío emocional en los niños lo que en muchas ocasiones da como resultado que estos caigan en adicciones, por lo que se requiere crear políticas públicas que resuelvan este problema de raíz manifestó la diputada de Movimiento Ciudadano Milagros Romero Bastarrachea.

Durante el análisis de las modificaciones a la Ley de Educación que se está trabajando en la Comisión Permanente de Educación, Ciencia y Tecnología, la Fracción Parlamentaria de Movimiento Ciudadano presentó diversas aportaciones, entre las que resalta el dar más facultades a los trabajadores sociales para que no estén subvaluados, así como la de buscar una educación más humana que prepare a los niños y jóvenes no solo en conocimientos, sino también en el aspecto emocional.

“Es necesario volver los ojos hacia la formación integral de niños y jóvenes, pues hoy en día se enfocan más en las áreas científicas, olvidando el aspecto emocional de los alumnos” manifestó.

Las modificaciones a la Ley de Educación del Estado permitirán la profesionalización e incorporación al sistema educativo de los trabajadores sociales, lo que es un gran avance para detectar problemas y potenciar el desarrollo del sector académico.

Diputadas Silvia López Escoffié y Mily Romero Bastarrachea.

“Con esta reforma queremos darle un papel medular al trabajador social, poniendo en el centro a la familia como coadyuvante”, indicó.

Destacó que el trabajador debe contar con formación teórica interdisciplinaria, carácter humanista y profundo respeto a la dignidad de las personas, para que pueda abarcar un rango mayor en cuanto a la atención del alumno.

También planteó que esta norma se ponga en marcha hasta el próximo ciclo escolar 2019-2020, a fin de bajar presupuesto y convenios que se puedan implementar en los planteles educativos.

Romero Bastarrachea opinó que durante este periodo escolar pueden celebrarse convenios de colaboración con las escuelas para que los trabajadores sociales puedan realizar sus prácticas laborales en lo que se implementa esta norma.

Reconoció el trabajo y vocación de estos profesionales que laboran sin reconocimiento salarial, y que en la mayoría de los casos realizan esta labor porque tienen vocación y ganas de formar nuevos individuos.

Con respecto a la educación emocional, la legisladora aprovechó para informar que en breve presentaran una iniciativa para incluir en las escuelas la materia de educación emocional, pues en países de Sudamérica como Argentina ha funcionado, pues se han forjado individuos integrales, cívicos, con conciencia moral que viven felices en armonía.

0 comentarios: