martes, 5 de febrero de 2019

07:45:00
CARACAS, Venezuela, 5 de febrero de 2019.- Mientras la tensión crece en Venezuela a medida que Nicolás Maduro se queda más aislado con la cadena de reconocimientos internacionales de Juan Guaidó, los rumores de golpe de Estado y de crisis humanitaria, las hijas de Hugo Chávez y otros retoños de los dirigentes del país presumen de riqueza sin ningún tipo de vergüenza.

Posando con las manos llenas de dólares, haciéndose fotos con estrellas del pop o visitando los mejores hoteles del mundo, los niños ricos de la élite socialista parecen vivir ajenos a la pobreza en la que viven muchos de sus compatriotas.

Daniella Cabello.

Por ejemplo, se rumorea que María Gabriela, la hija mayor del líder de la revolución bolivariana, es la mujer más rica del país con una fortuna de 3.500 millones de euros escondida en bancos europeos. No parece haber hecho demasiado caso al lema de su padre: “Ser rico está mal”.

Mientras María Gabriela disfruta de inmunidad diplomática como embajadora alterna de Venezuela ante la ONU, su hermana pequeña Rosines tuvo que huir apresuradamente del país rumbo a París horas después de posar en sus redes sociales con las manos llenas de dólares en 2016. A sus 21 años disfruta ahora de una relajada vida de estudiante en la Sorbona.

Daniella Cabello.

Por su parte, los hijastros de Nicolás Maduro, Yoswal Gavidia Flores y Walter Gavidia Flores, saltaron a los titulares recientemente por dilapidar 40.000 euros en 18 noches en el Ritz de Madrid, el equivalente al sueldo medio mensual de 2.000 venezolanos. Estos ricos chavistas viajan en avión privado y también se han dejado ver en los mejores restaurantes y las tiendas más exclusivas de nuestra capital y, junto a su hermano Yosser, fueron acusados el pasado septiembre por Estados Unidos de estar tras una multimillonaria operación de lavado de dinero. A Yoswal incluso se le vincula con un asesinato en su país.

Daniella con su papá, Diosdado Cabello.

Afortunadamente para Maduro, su hijo Nicolasito mantiene un perfil más bajo. Está casado, tiene dos hijas y ostenta todo tipo de cargos en el polémico Gobierno de su padre. Su momento más polémico fue cuando amenazó en el Parlamento venezolano con “tomar la Casa Blanca” si Donald Trump invadía su país.

Mucho más mediática es Daniella, la hija del número dos de Maduro, Diosdado Cabello, con su estilo de vida de celebrity junto a su novio, el cantante de pop Omar Acedo. Es la influencer perfecta para el chavismo: joven, guapa y dispuesta a hablar de las bondades del régimen venezolano.

Daniella con su papá, Diosdado Cabello.

Daniella, a través de sus redes sociales, presenta a su padre –acusado de narcotráfico por los Estados Unidos– como un hombre cariñoso y muy divertido, mientras cuenta a sus miles de seguidores en las redes sociales su idílica vida junto a su familia en Caracas. (El Confidencial)

0 comentarios: