domingo, 27 de enero de 2019

20:11:00
Eduardo Ibarra Aguirre / 28-I-19

El presidente Andrés Manuel –ya me regañaron por llamarlo así “porque no te conoce”–, informó en la mañanera del viernes que el expresidente Vicente Fox (nombre que no mencionó), presentó una controversia constitucional para quitar el artículo transitorio del Presupuesto de Egresos de 2005 que permitía adquirir una sustancia para marcar la gasolina, lo que evitaría el robo de combustible. Y la Suprema Corte de Justicia de la Nación –presidida Mariano Azuela Güitrón, quien intervino en el desafuero de López Obrador como jefe de Gobierno de la capital para impedir su candidatura presidencial–, le dio la razón.

Es decir, el planteamiento fue puntual pero el exgerente de Coca Cola en América Latina, es un experto en trivializar para defenderse a “lo borras” de señalamientos serios.

Los hechos pueden resumirse así, en base a documentos de la SCJN y de la Cámara de Diputados: Fox presentó la controversia constitucional 109/2004, la cual impidió la utilización de recursos que los legisladores habían asignado para que en 2005 Petróleos Mexicanos adquiriera una sustancia para identificar la gasolina robada. En el engrose de la controversia se da cuenta que en el artículo décimo transitorio del Presupuesto de Egresos, la Cámara baja instruyó a Pemex para que adquiera en un plazo de 45 días un equipo tecnológico que permita identificar los combustibles que suministra el mercado. Y en su escrito de impugnación el Poder Ejecutivo argumentó: “Tal tecnología que requiere Pemex para combatir el robo de combustible es una atribución que corresponde a la propia paraestatal (...) Además, conforme al marco jurídico en materia de contrataciones gubernamentales, resulta imposible cumplir con el plazo de 45 días que se establece para adquirir la tecnología referida, situación que se agrava cuando se prevé el fincamiento de responsabilidades en caso de incumplimiento, por lo que se solicita la invalidez del artículo décimo transitorio.” (La Jornada, 27-I-19).

El dicharachero Fox Quesada pretendió salirse por la tangente con la historieta de que es un “pinche cuento chino”, pues “El huachicol no existía, la palabra ni siquiera se conocía”. En efecto, pero el robo de hidrocarburos sí. Y le pidió a AMLO “pruebas de sus dichos”, que “haya menos conferencias mañaneras y más trabajo”.

El extraordinario éxito comunicacional de López Obrador y cómo marca la agenda política desde Palacio Nacional, contrasta con los traductores que usaba Fox (“Lo que el presidente quiso decir…”, como Rubén Aguilar y el asesor predilecto Jorge G. Castañeda quien ahora se hace la víctima por el despido de Radio Fórmula como comentarista). Y dijo Vicente “estar a la orden para lo que se ofrezca” en caso de una investigación sobre su sexenio.

Atinada es la última reacción foxista porque no se deriva de la controversia constitucional que ganó en la SCJN una responsabilidad presuntamente delictiva en automático, como lo señaló antes y con claridad AMLO al subrayar la importancia de “dar a conocer la información para que los ciudadanos tengan todos los elementos, independientemente de si existen delitos de omisión. Que nos enteremos, porque parece como si esto hubiese surgido de la noche a la mañana” cuando “está plagado el gobierno de huachicol” compra de medicinas, industria eléctrica, construcción de obras, “arriba y abajo”.

La propuesta del presidente del Senado para que la Fiscalía General de la Nación realice una investigación y una comisión de senadores haga lo propio, es un mecanismo legislativo que poco aporta. En todo caso sin adelantar juicios y menos aún con prejuicios.

Acuse de recibo

De Francisco Gómez Maza (analisisafondo@gmail.com): “Ayer (23-I) me dormí a las 5 de la mañana entre visitas de peritos y agentes de investigación de la PGJCDMX, después de haber pasado horas en el Ministerio Público, pues me abrieron la casa y la limpiaron. Se llevaron todo (…). Pero lo que más me dolió fueron mis computadoras (…). Así que no te enviaré la columna hoy por obvias razones. Espero encontrar hoy mismo un mecenas que se apiade de mí por lo menos para comprarme una computadora de escritorio”. Murió el periodista Luis Felipe Moreno. Un abrazo solidario para familiares y amigos… Ana María Chávez Espinoza (mamá Anita, Ma’Anita, Manita, le decíamos los 10 nietos) falleció hace cuatro décadas (31-I) en Brownsville, Texas, y como su hija única, Graciela Aguirre, no tenía los dólares suficientes para el funeral, la trasladó Pascual Pacheco Argil en camioneta a la luz del día y como si estuviera dormida, a la vecina Matamoros, Tamaulipas, donde transcurrió el sepelio. Doña Ana María lavó y planchó ajeno en Parras, Coahuila, para alimentar a este agradecidísimo redactor… Para leer en el quinceañero Forum en Línea: “Amarillos” agitan una Francia en crisis (Luisa María González). La sentencia de muerte de  Gaddafi, en la ONU (La Haine). Mossad israelí cambia su estilo en Líbano (Armando Reyes). Enlace:

http://www.forumenlinea.com/    https://www.facebook.com/forumenlinea    forum@forumenlinea.com    @IbarraAguirreEd

0 comentarios: