jueves, 31 de enero de 2019

17:23:00
CIUDAD DE MÉXICO, 31 de enero de 2019.- No se necesita ser ministro de la Suprema Corte o dirigir un órgano autónomo federal para ganar más que el presidente de México. A nivel estatal, hay siete rectores de universidades públicas con un sueldo más alto que el de Andrés Manuel López Obrador, cuya remuneración bruta es de 155 mil 835 pesos mensuales.

En mexico.com recopilamos los sueldos y prestaciones de los rectores de 35 universidades públicas estatales para saber quiénes se sirven del presupuesto con la cuchara grande, a pesar de la política de austeridad que impulsa el presidente, Andrés Manuel López Obrador. Esto lo logramos mediante solicitudes de información a cada casa de estudios y consultas en sus respectivos portales de transparencia.

En el top siete de los rectores con altos salarios están, en primer lugar, José de Jesús Williams, de la Universidad Autónoma de Yucatán, cuyos ingresos mensuales ascienden a casi 260 mil pesos brutos, es decir, 104 mil pesos más que el presidente de México.

José de Jesús Williams, rector de la UADY. (Foto José Repetto)

Le sigue Miguel Ángel Navarro, de la Universidad de Guadalajara, quien gana 196 mil 915 pesos. En tercer lugar está Juan Eulogio Guerra Liera, de la Universidad Autónoma de Sinaloa, con un ingreso de 187 mil 586 pesos.

Este último rector, sin embargo, sí reducirá su salario, pues hace cinco días, el Consejo Universitario de la aprobó un Plan de Austeridad apegado al de AMLO que contempla una reducción del sueldo del rector y 84 funcionarios más.

“Su servidor reducirá al salario un total de 78 mil 892.22 pesos, lo cual equivale al 43.06%, para quedar en 104 mil 311.14 pesos”, señaló Guerra Liera. Esta reducción aún no se refleja en el portal de transparencia de la institución ni en su respuesta a nuestra solicitud de información.

Pero la lista sigue y en cuarta posición se encuentra Francisco Javier Avelar González, de la Universidad Autónoma de Aguascalientes; José Eduardo Hernández Nava, de la Universidad de Colima; Luis Felipe Guerrero Agripino, de la Universidad de Guanajuato y Javier José Vales García, del Instituto Tecnológico de Sonora, quienes ganan 185 mil, 183 mil, 181 mil pesos y 165 mil pesos mensuales.

Si bien el artículo 127 de la Constitución establece que ningún servidor público puede ganar más que el Presidente de la República, los rectores se amparan en la autonomía universitaria que tienen, y es el Consejo Universitario de cada institución quien determina sus salarios.

También rebasaban los ingresos brutos de AMLO, Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la institución de educación superior más importante del país.

Graue ganaba hasta el año pasado casi 178 mil pesos mensuales (antes de descontar impuestos) pero incluso él decidió sumarse al plan de austeridad de AMLO y reducir su sueldo. Lo mismo hizo el director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Mario Alberto Rodríguez Casas.

Los rectores de la UNAM y el IPN se solidarizaron con las políticas de austeridad del gobierno federal por decisión propia. José Luis Manjarrez Nava, coordinador de Comunicación Social de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), explica que los rectores no están obligados a bajarse el salario.

Las disparidades

De la lista que realizamos, hay otros 26 rectores que tienen un ingreso menor al de AMLO, pero en este grupo reina la disparidad. Por ejemplo, mientras el rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, Eduardo Carlos Bautista Martínez, recibe 33 mil 400 pesos brutos mensuales, el de la Universidad Juárez del Estado de Durango, Rubén Solís Ríos, gana 154 mil 374 pesos, casi el salario de AMLO.

“No hay un tabulador que determine que todos los rectores de las universidades estatales van a ganar 100 mil pesos. Eso lo determina el Consejo Universitario de cada institución respetando la autonomía que tiene cada una de ellas.

“Cada estado, respetando esa autonomía, otorga un presupuesto anual aprobado por el Congreso y es un Consejo Universitario quien determina cómo se aplica”, explica Manjarrez Nava.

Las universidades autónomas de Coahuila, Guerrero y Tlaxcala no respondieron a las solicitudes de información y sus portales son opacos en lo que respecta al salario de sus rectores.

Ante tales disparidades, Manuel Gil Antón, especialista en educación, sugiere que exista una especie de tabulador general para los funcionarios universitarios, aunque reconoce que esta propuesta puede chocar con la autonomía universitaria.

“Allí habrá que hacer quizá hasta consultas con la Suprema Corte (para saber) cuándo aplica esta ley a organismos autónomos”, explica el experto.

El investigador ve además como problema determinar cuál sería el ingreso justo para un rector universitario. Para él, el problema de tomar como tope máximo el salario del AMLO es que pasa por alto que muchos servidores públicos tienen gastos en vivienda, alimentación o transporte que no necesariamente los tiene el Presidente de la República.

“¿Cuál es el nivel en el cual estamos ante ingresos desorbitados, ingresos que son excesivos, más bien propios de una casta privilegiada y no de servidores públicos? ¿Cuál es el monto? No lo tengo claro. El presidente lo fijó en que nadie puede ganar más que él.

“A mi juicio es razonable que los sueldos excesivos se reduzcan, pero también estoy a favor de que los sueldos de las personas con bajos ingresos se incrementen”, dice el experto. (Saúl Hernández / México.com)

0 comentarios:

Publicar un comentario