lunes, 7 de enero de 2019

08:35:00
CIUDAD DE MÉXICO, 7 de enero de 2019.- Luego de que en al menos siete entidades del país se reportara desabasto de gasolina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que no hay un desabasto de combustible, pues “hay suficiente”.

En conferencia, el mandatario explicó que los problemas que se registraron este fin de semana, y que presenció en Reynosa, Tamaulipas, tienen que ver con cambios a las rutas de distribución para evitar el robo de combustible.

Cambiamos la ruta de la distribución, por eso el desabasto en algunos lugares. Puedo decir que tenemos gasolina suficiente, no hay problema de desabasto. Lo que estamos cuidando es la distribución, no abrir los ductos para que no haya fugas”, indicó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador en conferencia en Palacio Nacional. (Imagen: Captura de video)

Esto, porque en los últimos días en Sinaloa, Jalisco, Guanajuato, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Puebla, Tabasco y Estado de México hubo reportes de desabasto de gasolina.

Aclaró que poco a poco se regulará la distribución del combustible por medio de otras rutas de abastecimiento y con la presencia de cuatro mil elementos de las Fuerzas Armadas en las instalaciones de Pemex.

“Vamos a ir regulando todo lo que significa la distribución de las gasolinas. Vamos a modificar, si se necesita, todo el sistema de distribución. No vamos a permitir el robo. Hoy en la mañana entraron 900 elementos a las instalaciones de Pemex”, aseveró López Obrador.

Al ser cuestionado sobre si hay amenazas de grupos de huachicoleo por las medidas que ha llevado a cabo el Gobierno federal para evitar el robo de gasolina, el titular del Ejecutivo afirmó que no ha habido tales y “no servirían de nada”.

Aclaró que su administración no va a “flaquear” en torno a esta problemática a la que se ha hecho frente con resultados positivos, motivo por el cual llamó a quienes se dedican a esta actividad ilícita a dejar ésta.

“Llamo al pueblo a no caer en la ilegalidad. Nunca se justifica un acto ilegal y menos cuando hay alternativas y cuando se está dando un buen ejemplo desde el gobierno. A ver quién se cansa primero: los que se roban el combustible o nosotros, pero nada más mando a decirles que soy perseverante. No va a ser fácil, pero no vamos a flaquear”, dijo.

Explicó que a partir de que se tomó el control del sistema de monitoreo de ductos de Pemex, el robo de combustible ha ido a la baja, ya que antes de esta medida se registraba un robo de mil 100 pipas, en promedio, se logró disminuir éste a cerca de 36 en sólo dos días. (Excélsior)

0 comentarios:

Publicar un comentario