lunes, 3 de diciembre de 2018

20:24:00
MÉRIDA, Yucatán, 3 de diciembre.- El día 12 de noviembre de este año, el Congreso Local publicó la convocatoria donde se señala el procedimiento para elegir Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (CODHEY); el 30 de noviembre la Comisión de Derechos Humanos del Congreso revisó la documentación de las asociaciones que postularon a sus candidatos, quedando siete.


En un ejercicio de análisis de los pros y contras de los candidatos es importante considerar aspectos no legales que deberá tener quien sea elegido:

1. Debe conocer bien la CODHEY, ya que es un área muy técnica, muy operativa y social, asimismo ocasionalmente requerirá sensibilidad política.

2. Se necesita mucha credibilidad ante el desgaste que sufre y ha sufrido con los años esa Comisión, es decir, no debe ser un presidente (a) a modo que no observe nada ni que impida trabajar a las autoridades, sino uno que observe las omisiones y actos  de autoridad que en realidad violen derechos humanos.

3. Es fundamental que la persona elegida sea imparcial, por tal razón no debe contar con filiación partidista alguna que favorecía o perjudicaría a ciertos intereses.

4. La persona debe contar con una ética y moral intachables, sin escándalos públicos ni señalamientos, un (a) gran humanista con contacto con la gente, no sólo de políticas legales y de escritorio.

5. Debe saber manejar doctrina de vanguardias en tema de Derechos Humanos, es decir manejar temas de la academia, pero también ser un buen operativo.

6. Existe una tendencia (que todavía no se ha dado en la CODHEY), hacia la paridad de género y empoderamiento femenino del cual no es ajena la administración pública y la sociedad yucateca, sobre todo cuando tenemos personas de diferente género con capacidades similares; esto puede inclinar la balanza hacía un lado por el tema de la necesidad histórica de género.

7. La Candidata o el candidato deberá contar con el conceso de por lo menos 17 diputados, ninguna fracción parlamentaria por si sola podrá nombrar a la persona que dirigirá la CODHEY. Así que hablamos de un candidato que genere conceso o sea el menos inobjetable.

Veamos a los candidatos:

Geofredo Angulo López, abogado con maestría y doctorado, su fortaleza es ser un académico reconocido, cuenta con experiencia teórica comprobada en el tema de Derechos Humanos pues era asesor de la CODHEY; ha escrito dos libros sobre el tema y se le conoce en Yucatán por su perfil doctrinal. Sus debilidades son: nulo trabajo en áreas operativas de la Comisión, a principios de 2016 se reveló en medios de comunicación impresos y digitales que cobraba dos sueldos en plazas de tiempo completo tanto en la UADY como en la CODHEY, razón por la que fue despedido de la Comisión; y debido a su carácter es una persona poco sociable que no ha realizado labores sociales en beneficio a la comunidad; y no cuenta con un proyecto claro de trabajo, sólo ideas genéricas.

Jimmy Humberto Martínez Rodríguez, abogado con maestría y doctorado en Derechos Humanos, ha ocupado cargos menores en el poder judicial local y procuración de justicia; su mayor fortaleza es en el área académica donde se ha desempeñado como asesor en Derechos Humanos con una labor destacada en posgrados. En su contra tiene: Una limitada experiencia operativa y administrativa en el campo de los derechos humanos; está afiliado al PRI desde el 09 de septiembre de 2014 como se desprende de la consulta hecha en la página de internet de ese partido lo cual lo convierte en una persona parcial. No cuenta con un proyecto claro de trabajo sólo ideas genéricas.

Milagros del Pilar Herrero Buchanan, Es licenciada en Administración de Empresas con maestría en Ciencias Antropológicas, en pro: podemos decir que es una defensora activa de derechos sociales y activista; funcionaria pública con 15 años de experiencia en la conducción de Políticas públicas de Transversalidad de Género; autora de publicaciones sobre género, lenguaje incluyente y violencia contra la mujer; cuenta con experiencia internacional en temas de género; en la actualidad es Consejera Consultiva del Instituto de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales. En contra podemos decir: que es apoyada por algunos grupos radicales feministas que clausuraron simbólicamente la CODHEY hace unos días; su experiencia principal es en temas de género y de la mujer, lo cual la limita considerablemente ya que los Derechos Humanos abarcan eso y otros muchos temas; no cuenta con experiencia operativa ni de doctrina en asuntos de Derechos Humanos; y su proyecto de trabajo es ambiguo y especifico sólo en temas de género.

Miguel Oscar Sabido Santana, encargado del despacho de la CODHEY es un candidato interno; abogado con maestría en derechos Humanos; cuenta con experiencia operativa y administrativa en la Comisión; ha tenido oportunidad de hacerse de apoyos de asociaciones al estar un año de encargado y cuenta con 2 o 3 legisladores conocidos en el Congreso; tiene un proyecto de trabajo similar a las acciones que se vienen realizando desde hace varios años. En su Contra podemos decir que: Hay muchas irregularidades administrativas durante su encargo ya sea por acción u omisión; se le achaca la parálisis y falta de credibilidad de la CODHEY; diversas asociaciones civiles se encuentran molestas con él por su falta de atención u amenazas en caso de no postularlo para la presidencia de la Comisión; se sabe que consejeros de esa Institución que no deberían cobrar reciben dinero a través de sus asociaciones; ha recibido muchos cuestionamiento en medios de comunicación; también hay un escaso acercamiento con la sociedad; ha realizado actos administrativos que requieren facultades de presidente y que un encargado de despacho no podría realizar; maltrato al personal; y nulo trato social.

Henry Efrén Soberanis Contreras, abogado con maestría en Derechos Humanos, candidato interno; en su favor encontramos que actualmente se desempeña como director del área de transparencia de la CODHEY; tiene muchos años de trabajo en diversos puestos en la CODHEY algunos de ellos en áreas operativas, ha tomado un sin número de cursos y seminarios en Derechos Humanos. En contra podemos decir que ha sido un funcionario de jerarquía menor por muchos años; la página de transparencia de la Comisión tiene muchas omisiones y errores desde hace tiempo; nulo trabajo social con la comunidad; y no cuenta con un claro proyecto de trabajo.

Adriana Trejo Martínez, abogada con maestría en Derecho Penal, visitadora adjunta de la CODHEY; candidata interna; en su favor encontramos que se le menciona como la candidata natural mujer de la Comisión; cuenta con varios años de trabajo en esa institución en áreas operativas; es autora de dos libros sobre violencia intrafamiliar; tiene un proyecto de trabajo en busqueda de estándares nacionales e internacionales; amplio trabajo de campo en las comunidades; exposición en medios que utiliza para brindar información jurídica gratuita y no es adversa a ningún partido político lo que la convertiría en una candidata de consenso; se le considera moderada así como conciliadora; y desea hacer una reingeniería administrativa. En Contra: Por ser una imagen sin desgaste a algunos grupos que tienen cotos de poder en la CODHEY no les convendría que llegara, mismos que tratarán de posicionar sus intereses en el Congreso; asimismo, no es bien vista por algunos grupos radicales por ser de tendencias moderadas.

Noé David Magaña Mata, abogado con maestría y doctorado en Derechos Humanos; es un candidato interno; cuenta con varios años de trabajo en la CODHEY en áreas operativas sin destacar; se le conoce por cumplir las tareas que le encomiendan y evitar confrontaciones. En contra: Tiene escaso trabajo social con la comunidad en materia de derechos humanos; ha salido varias veces su nombre en medios de comunicación escritos y electrónicos con escándalos de Violencia Intrafamiliar y alcoholismo. No cuenta con un proyecto claro de trabajo. (Boletín)

0 comentarios: